Archivo de la categoría: Pensamiento

Aproximación a una definición de tecnopolíticas


Imagen: José Pérez de Lama, 2017, diagrama de trabajo, proyecto BarcelonaFutura

La hipótesis tecnopolítica amplia

José Pérez de Lama

Esta reflexión se enmarca en el proyecto BarcelonaFutura. Algoritmos para el Bien Común. Diagramando las ciudades para nuestras nietas, producido por La T Laboratorio de Tecnopolíticas para el Bien Común, Barcelona, y es elaboración de un post precedente del autor.

La hipótesis tecnopolítica amplia consiste en afirmar que aspectos de gran relevancia de las relaciones de poder que caracterizan las sociedades contemporáneas se producen por medio de los sistemas tecnológicos, o más precisamente sociotécnicos. Bajo una pretendida apariencia de eficiencia, neutralidad o necesidad puramente técnica, las tecnologías, y más específicamente las maneras en que son implementadas socialmente, constituyen unas de las principales fuerzas que organizan la vida y la sociedad contemporáneas.

Es precisamente esta pretendida apariencia de necesidad, la interpretación que hacemos de las tecnologías como un proceso de evolución – como en la evolución natural – la que hace que su eficacia organizando sociedades y produciendo subjetividades, sea mayor y más profunda que la de estrategias más tradicionales y obvias del poder, como puedan ser la legislación, la político en su sentido más convencional o las diferentes formas de coerción por medio de las relaciones laborales y económicas.
Sigue leyendo Aproximación a una definición de tecnopolíticas

Explotación, dominación, sumisión


Imagen: acto de “insumisión” en la Escuela de Arquitectura  de Sevilla en 2012 en el que contamos con la “presencia”, entre otros, de Spinoza, Kafka, Frida Kahlo, Cervantes, Einstein, Ada Lovelace… Rescatada de: http://sevillapara2012.blogspot.com.es/

José Pérez de Lama

La semana pasada acabé muy rebotado, tras tener que participar de mucha burocracia, técnica administrativa, superegos (en el sentido freudiano) y bullshit-jobs, todo mezclado; – también de una huelga de profesores e investigadores precarios contra este sistema – que no se saldó del todo mal, quizás incluso con una posible mini-victoria… El viernes noche, agotado, la palabra insumisión blinkeaba obsesiva y algo rabiosa en mi mente como si fuera un neón en la madrugada losangelina…

Y me acordé de esta tríada, explotación, dominación, insumisión. Creía que lo había leído en una glosa de Foucault, pero ahora no la encuentro. Por ahí estará.

Lo que me sugiere es que el poder de algunos sobre la mayoría, o del sistema – permitidme usar el ambigüo término sobre tod*s, puede interpretarse según un modelo organizado en estos tres aspectos, mesetas o estratos. Desde una interpretación foucaultiana cada una de estas mesetas tendría sus técnicas propias; quizás también tendría sus propios dispositivos, – aunque con interconexiones entre ellos, y cuando funcionan bien- habría que ver para quién – reforzándose mutuamente.
Sigue leyendo Explotación, dominación, sumisión

If you can’t dance, it’s not my algorithm, relato sci-fi sobre ciudades futuras

Un amigo me pidió un escenario sci-fi sobre ciudades del futuro y poder/gobierno algorítmico. El relato debía ser en positivo, propositivo – y se enfrenta uno al abusivamente citado comienzo de Anna Karenina: “todas las familias felices lo son de la misma manera…” Resulta curioso que sea difícil escribir algo interesante en lo que todo va bien y todo el mundo es feliz… Aquí un primer intento. Me tomé la libertad de incluir cariñosamente nombres de algunos amigos y conocidos, medio en broma… Y salió algo un poco gaditano; curioso…


Imagen: Wim Wenders, 1981, Der Stand der Dinge. Fuente: http://www.wim-wenders.com

If you can’t dance, it’s not my algorithm

José Pérez de Lama

Para Flavia P.

Desde algún universo (4+x)dimensional pueden verse todos los tiempos de forma simultánea. Desde allí, Ada García-Sim recuerda aquellas décadas felices de los 40 y 50. En realidad, para much*s, la niñez es siempre un espacio-tiempo feliz, el paraíso perdido que decía el poeta roteño… Dancing to the algorithms of life! Pero ahora, en el recuerdo bastardillo del cuerpo y lo aprendido a posteriori, intuye que aquellos años habían sido un tiempo de mejor-vivir también para los adultos. Quizás. Hasta que dejaron de funcionar los algoritmos de Bateson

De aquellos años recuerda hoy a Tomasita La Niña de los Algo-ritmos. Tomasita la de la Tomasa, que, como su madre, llamaba la atención por su ritmo y su gracia. Gracia como en machines of loving grace, __ porque se decía que Antoñita era hija de Tomasa y de algún espíritu santo, pero tipo constructo de software. Se decía, pero no se le daba demasiada importancia. Había mucho cyborg-hippy en aquellos años… Luego de adultos fueron como los acid-heads del siglo XX: gente pacífica, bondadosa, soñadora, algo artista… la gente de Bateson, que durante un tiempo organizaron el mundo para hacerlo más habitable y amable. Aunque como todas las cosas humanas, aquello duró lo que duró, unas par de décadas. Sigue leyendo If you can’t dance, it’s not my algorithm, relato sci-fi sobre ciudades futuras

Sobre la belleza (un poco rebelde). Palabras en la graduación de Arquitectura 2017


Vista del acto de graduación de la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de la Universidad de Sevilla, 2017, en el auditorio de FIBES, con Noelia Núñez y Rafael Luque, estudiantes que se graduaban como Arquitecta(o) y que hicieron la presentación.

Palabras para los estudiantes en la graduación de la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de la Universidad de Sevilla 2017

José Pérez de Lama [06/05/2017 | revisado 12/05/2017]

Queridas y queridos estudiantes que muy pronto seréis arquitectas y arquitectos,
familias y amigos,
compañeros profesores y universitarios:

Los agradecimientos

Es un honor especial para mí el que me hayáis invitado a decir unas palabras en este acto. Los estudiantes siempre habéis sido la parte de la Universidad que más he querido. Por esta razón estoy profundamente contento de estar aquí hoy. Os agradezco mucho la invitación.

Lo primero es daros la enhorabuena por haber completado – o casi completado – vuestra carrera. Siempre es una satisfacción lograr lo que uno se propone, y esto de acabar la carrera es un importante rito de paso en la vida, un paso importante para empezar vuestra vida profesional o de trabajo; __ para la que os deseo lo mejor:

Que os podáis ganar la vida con dignidad con vuestro trabajo, que podáis contribuir a construir una sociedad mejor, – que lo necesitamos bastante -, y, ojalá, que tengáis éxito como Arquitectos/as. Aunque esto del éxito, es algo que se puede ver de muchas maneras. Y el éxito principal será tener una vida buena. Confiemos en que haber estudiado en la Universidad, y en particular esta carrera de Arquitectura, os pueda ayudar; espero que sí. Sigue leyendo Sobre la belleza (un poco rebelde). Palabras en la graduación de Arquitectura 2017

Mujeres pensando y escribiendo: Zadie Smith y Donna Haraway

Imagen: Portadas de Swing Time, de Zadie Smith y Staying with the Trouble, de Donna Haraway, ambos publicados en 2016.

José Pérez de Lama

Estas y otras notas las escribo por varias razones; __ una de ellas: mi mala memoria: con la edad y con Internet cada vez va peor, y con estos posts me queda algún recuerdo. También por compartir cosas que me han gustado, y tratar de animar a los/as que pasen por el blog a leer y pensar juntos, aunque sea en la (des)conexión de las redes.

Entonces: estos días he podido leer Swing Time de Zadie Smith y estoy leyendo Staying with the Trouble. Making Kin in the Chthulucene de Donna Haraway. Seguramente no haya demasiada relación entre ambas lecturas, salvo que ambas me han gustado bastante, mucho. Relacionarlas es hacer oddkin (extraños parentescos), quizás, como escribe Haraway. Sigue leyendo Mujeres pensando y escribiendo: Zadie Smith y Donna Haraway

Kropotkin, El apoyo mutuo. Un factor de evolución: ¿un corazón demasiado tierno?

Retrato de Kropotkin en las primeras páginas de la reciente edición de El apoyo mutuo. Factor de evolución (2016, Pepitas de Calabaza, Logroño). Fuente imagen: @pepitaseditora

Por José Pérez de Lama

Ya hace unos días que leí este precioso libro de Kropotkin, que tuvo un cierto efecto sanador sobre mi ánimo, tan decaído desde hace tiempo. Llegué a su lectura, aparte de porque lo vi en el escaparate de La Fuga, Sevilla, – pequeña pausa para la publicidad -, porque lo había visto mencionar últimamente en diversos lugares. Recuerdo, uno en concreto, otro bello libro, Communal Luxuries, de Kristin Ross, una obra peculiar sobre La Comuna de París – con un gran título por otra parte.

Lo que decían Ross, y otros que ahora no recuerdo, siempre mencionándolo un poco de pasada, es que Kropotkin había sido un destacado científico, geógrafo y naturalista… y que además de su conocida fama como anarquista, había promovido una lectura alternativa de los principios de la evolución de Darwin: en lugar de enfatizar la lucha entre individuos y la supervivencia del más fuerte, como vienen haciendo desde el XIX los supuestos darwinistas oficiales, basándose en sus estudios en Siberia, una naturaleza con frecuencia tremendamente hostil a la vida, destacaba lo que llamó el apoyo mutuo como otro factor complementario de la evolución. Kropotkin era admirador de Darwin, y se consideraba a sí mismo darwinista, y explicaba que la cuestión del apoyo mutuo también se encontraba en su obra. Si me preguntaran cuál de las dos fuerzas o tendencias ha sido más importante en la evolución diría que ha sido la del apoyo mutuo, escribió el noble anarquista.

Un corazón demasiado tierno

Cita Carlos Varea en el epílogo a la reciente edición española que cuando Kropotkin murió, “sus colegas geógrafos británicos le despidieron  describiéndolo como un hombre de ‘singular y atractiva personalidad, naturaleza comprensiva, corazón cálido aunque quizás demasiado tierno, y con un amplio conocimiento de la literatura, la ciencia y el arte’.” La cita me hizo preguntarme en qué momento un corazón se considera demasiado tierno, porque de la lectura de esta obra lo que para mí destaca es una empatía extraordinaria por el mundo, los animales, y los hombres y mujeres, que yo fui asociando con este corazón “demasiado tierno”. Y esta ternura, quiero pensar, es una de las cosas que me hace apreciar tanto el libro. Sigue leyendo Kropotkin, El apoyo mutuo. Un factor de evolución: ¿un corazón demasiado tierno?

Una introducción a la vida no fascista; Foucault, Deleuze, Guattari

Con la actual agitación del patio, me acordé de este texto de Foucault comentando el Anti-Edipo de Deleuze y Guattari, que según explica, para él, antes que nada, suponía una introducción a la vida no fascista… Con lo que que no sólo se refería a los grandes autoritarismos, sino a los micro y “meso-fascismos” cotidianos, el “enamorarse del poder”, “las paranoias unificadoras y totalizadoras”… “el fascismo que existe en todos nosotros”… En fin, que veo muy oportuna su lectura, no ya sólo para los super-cataclismos políticos que se avecinan, sino sobre todo para la gestión y auto-organización de las fuerzas que pretenden (o pretendemos) luchar por otros mundos… como por ejemplo para el inminente Vistalegre2… :-O __ un arte de vivir, escribe Foucault…deleuze-sartre-foucault-dr
Deleuze, Foucault y otros en unas protestas en París, en 1979. Falta en esta foto Guattari, – quizás, el más activista de los tres. Fotografía de Elie Kagan. Fuente: https://www.cla.purdue.edu/research/deleuze/

El Anti-Edipo: Una introducción a la vida no fascista

Michel Foucault (*)

Durante los años 1945-1965 (pienso en Europa), había una determinada manera correcta de pensar, un cierto estilo de discurso político, una cierta ética para intelectuales. Había que tutearse con Marx, no dejar que los sueños vagabundeasen demasiado lejos de Freud, y tratar a los sistemas de signos – el significante –  con  el mayor respeto. Esas eran las tres condiciones que convertían en aceptable esta singular ocupación que consiste en escribir y enunciar una parte de verdad acerca de sí mismo y de su época.

Después vinieron cinco años breves, apasionados, cinco años de júbilo y de enigma. A las puertas de nuestro mundo, Vietnam, evidentemente, y el primer gran golpe asestado a los poderes constituidos. Pero aquí, dentro de nuestras murallas, ¿qué estaba ocurriendo, exactamente?¿ Una amalgama de política revolucionaria  anti-represiva?¿ Una guerra librada en dos frentes, el de la explotación social y la represión psíquica?¿Una escalada de la libido, modulada por el conflicto de clases? Es posible. De todos modos, es a partir de esta interpretación familiar y dualista que se ha pretendido explicar los acontecimientos de esos años. El sueño que, entre la Primera Guerra Mundial y el advenimiento del fascismo, mantuvo bajo su encanto a las fracciones más utópicas de Europa – la Alemania de Wilhem Reich y la Francia de los surrealistas – había regresado para arrebolar a la mismísima realidad: Marx y Freud iluminados por una sola incandescencia. Sigue leyendo Una introducción a la vida no fascista; Foucault, Deleuze, Guattari