Conexión a eduroam Universidad de Sevilla con Ubuntu 14.04

Por José Pérez de Lama

Estas son las instrucciones para conectarse a la red Wifi eduroam en la Universidad de Sevilla con Ubuntu 14.04. Como nunca nos resulta suficientemente claro a los no-informáticos, y he tenido que buscar en un par de sitios hasta dar con la tecla, dejo aquí recogido como me ha funcionado a mi, por si fuera de utilidad a otras personas. Digamos que es un mini-tutorial para torpes, – como uno mismo -, o al menos para no-expertos. En cualquier caso se necesita ser miembro de la universidad, o tener un usuario – Uvus – concedido por ésta. Es bastante sencillo.

Las instrucciones de referencia de la US para SOs GNU-Linux  están aquí: http://www.reinus.us.es/ssid-eduroam-linux.es.html – aunque dependiendo de las distribuciones y versiones varía un poco. Para la distribución de GNU-Linux Ubuntu 14.04 LTS es así:

0) En primer lugar la web de la US recomienda verificar que nuestra tarjeta de red soporta los protocolos de comunicación 802.1x y de seguridad “WPA2”. En mi caso, sólo lo comprobé a posteriori, porque funcionó sin haberlo hecho antes. Para ver las características de la tarjeta de red pueden seguirse las indicaciones que aparecen aquí: http://www.ubuntu-es.org/node/35043#.WDoX2rVVKlM. Al final debes llegar a un data sheet de la tarjeta en que diga que es capaz de hacer. Algo así como esto, por ejemplo: http://www.intel.com/content/dam/www/public/us/en/documents/product-briefs/dual-band-wireless-ac-7260-bluetooth-brief.pdf

Si la tarjeta es más o menos actual debe soportar los protocolos en cuestión.

1) Para empezar propiamente a configurar la red, puedes abrir “Network Connections”, – en castellano será algo de “Redes”, supongo -, bien desde la aplicación de búsqueda general de Ubuntu 14 (normalmente icono de arriba del todo del menú principal – ver imagen 1), bien desde el applet de network administration en la barra superior (quizás su posición dependa de como tengamos configurado el desktop – imagen 2).

Imagen 1: alternativa 1, entrando desde la aplicación de buscador general de Ubuntu 14
network_connections_01

Imagen 2: alternativa 2, pinchando con botón del ratón en el icono de redes de la barra superior, aparece el menú extensible en donde vuelves a clicar en “Edit connections” (o equivalente en castellano).

network_connections_02

Ambas selecciones nos abren la siguiente ventana:

network_connections_03

2) Crear una nueva red

Aquí puedes elegir “Add”, para añadir una nueva red, y te aparece la ventana a continuación,  en la que pasas a introducir los datos de configuración en las diferentes ventanas/pestañas:

2.1) Para empezar en la primera ventanas que aparece (no la recojo aquí), elige el tipo de conexión, que debe ser “Wi-Fi”, y clicas en “Create” (o equivalente en castellano).

2.2) Se abre la siguiente ventana que rellenas con los siguientes datos:

network_connections_04

Introduces el nombre de la conexión y el SSID (identificador de la red). El primero puede ser el que quieras, podría ser eduroamUniSevilla, el segundo, el SSID, tiene que ser “eduroam”.

La MAC address, el identificador de tu tarjeta de red, debe salir por defecto. Lo demás lo dejas igual que estaba, como en la ventana de arriba.

3) Configurar la seguridad

A continuación seleccionas la pestaña de Wi-Fi Security o equivalente en castellano, e introduces los datos de configuración de seguridad:

network_connections_05

Security: WPA & WPA2 Enterprise

  • Igual este dato depende de la tarjeta, el que se necesita específicamente es WPA2 Enterprise

Authentication: Tunneled TLS (o TTLS)

Anonymous identity: nada

CA certificate: vemos a continuación.

Inner authentication: PAP

Username: la dirección completa de correo electrónico de la US

El password puedes incluirlo o indicar que te lo pida cuando vayas a conectarte, – es la opción que yo prefiero.

4) Instalación del certificado CA (Autoridad de Certificación; servidor RADIUS.US.ES):

El certificado se descarga de aquí: http://www.reinus.us.es/certificados.es.html. La opción que necesitamos es la que está en formato PEM. Instalar el certificado aumenta la seguridad de la conexión. Creo que no es imprescindible, pero no lo he probado sin instalarlo.

Desde la página de descarga, se baja el archivo “ca.crt”, que puedes guardar donde te convenga mejor. Lo deberás llamar en el siguiente paso, o sea que conviene acordarse de donde la guardas. En la carpeta Download (Descargas) funciona bien, aunque probablemente no sea la mejor opción.

En la ventana anterior, entonces, pinchas en el pequeño incono de carpeta, que abre el explorador, en el que buscas y seleccionas el mencionado archivo ca.crt, que de esta manera queda instalado.

Con estos pasos hechos, ya deberías poder conectarte a la red eduroam.

5) Finalmente, puedes ir a la primera pestaña de la configuración de la nueva red, “General”, y elegir algún aspecto más de la configuración:

network_connections_06

Esta de arriba es la configuración que elegí.

No olvides dar a “Save” (Guardar).

Así configurado, cuando estás en el ámbito de la red eduroam de la Universidad de Sevilla, ésta aparecerá en el gestor de redes, y en cualquier caso, se conectará automáticamente, pidiéndote tu password (UVUS / cuenta de correo). Para otras redes eduroam, de otras universidades, – en las que según veo se usan diferentes protocolos de comunicación y seguridad -, es muy posible que no pueda conectarse automáticamente. Probablemente habrá que modificar cosas. Pero tengo que probarlo. También dependerá de cada universidad en particular; – creo.

Espero que os funcione siguiendo estos pasos, y que estas instrucciones puedan facilitar el proceso de conexión a los que estéis un poco despistados como yo.

////

Algunas referencias que he usado, – gracias:

http://www.umass.edu/it/support/wireless/connect-eduroam-ubuntu-linux

Citada en la web de la US:
https://zardoztechmage.wordpress.com/2008/05/07/conectandose-a-la-wifi-de-la-uam-eduroam-en-ubuntu-710/

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Stallman y Som Energía: más libertad y mejor vivir al alcance de la mano… aunque…

Estos días he tenido la suerte de asistir a una conferencia de Richard Stallman, y de escuchar y debatir con parte del equipo de Som Energía. Además del estímulo y la alegría que dan estas personas y proyectos, me han hecho pensar que muchas oportunidades de ser más libres y vivir mejor – individual y colectivamente – están al alcance de nuestra mano, y que a pesar de esto, no acabamos de aprovecharlas…

rsm_fs_heaven

Richard Stallman, Christian Noguera, Valentin Pasquier, 2014, “Ven a vivir a la ciudad libre de GNU-Linux”__ licencia CC-BY 3.0,  2014. Fuente: https://static.fsf.org/nosvn/RMS_Intro_to_FS_TEDx_Slideshow.odp

Stallman y Som Energía: más libertad y mejor vivir al alcance de la mano, aunque…

Ayer tarde tuvimos de invitados en clase – de Arquitectura y Medio Ambiente – a varios miembros de la cooperativa de energías renovables, Som Energia. Hoy fui – con mi padre y mi hermana – a ver una conferencia de Richard Stallman, también en la Universidad de Sevilla.

Además de sentirme emocionado por lo que hace la gente, y estimulado por sus ideas y por su ejemplo, la sensación es que a veces los obstáculos para cambiar el mundo están más en nuestras cabezas y en la inercia social – como decía Stallman esta mañana – que en la propia realidad… Desde luego, hace falta inteligencia, ingenio, trabajo y determinación, pero como somos muchos, siempre hay muchos que hacen, organizan, piensan, y podemos hacerlo con ellos/as… entre muchos/os – muchedumbre o multitud… que dicen algunos…

Stallman y Som Energia son dos buenos ejemplos para plantear esta cuestión. Stallman con una dimensión seguramente histórica, en cuanto que principal iniciador del movimiento global del software libre – que no de código abierto, como le gusta subrayar. Movimiento que ya supera los 30 años de vida (1984-5). Som Energia como representante de un movimiento también global, que no puede caracterizarse en una figura representativa, como es el de la producción de energías renovables-y-ciudadanas.

El software libre se preocupa por la libertad de los que usamos software

Stallman fue como decía el iniciador del software libre, un movimento cuyo objetivo es ético según explica – y que hace posible que seamos más libres usando las herramientas para pensar, producir y comunicarnos, que la inmensa mayoría usamos cotidianamente: el software. El software no libre – la mayoría – que también llamamos privativo – porque priva de ciertas libertades – permite que seamos espiados y controlados, que nuestros ordenadores sean manipulados desde fuera – como con la actualizaciones -, nos nos permite nunca. o muy difícilmente, saber si nos están vigilando; limita el crecimiento del conocimiento y la dirección de este conocimiento al hacer inaccesible el código fuente; adaptándolo más a los intereses comerciales y de control social, que al bien común y la satisfacción de las necesidades.

Por contra, el software libre, con su código fuente abierto – y las otras condiciones asociadas – permite tanto el conocimiento y el control – por parte de la comunidad de las herramientas e instrumentos que usamos para pensar, relacionarnos, producir… como también, por esta misma condición, favorece la generación de sistemas productivos – con una barrera de entrada mucho más baja – y el desarrollo de economías más colaborativas y solidarias, en las que la riqueza generada colectivamente – recursos e ingresos – se distribuye de manera mucho más igualitaria. [0]

All Power to the People

Irene Machuca, compañera arquitecta, investigadora de la Universidad de Sevilla y activista de Som Energia (https://www.somenergia.coop/es/) tuve la amabilidad de venir a mi clase, con un grupo de compañeros, a presentarnos su proyecto – que estamos estudiando por cierto como aplicar a los diferentes campus de la universidad. La idea de la cooperativa Som Energia es que los/as consumidores/as de energía – una vez más todos – nos autoorganicemos para producir y consumir nuestra propia energía renovable. Como ya comentaba en un mail anterior, como en inglés energía se dice frecuentemente power, de ahí el título del epígrafe.

Los objetivos de Som son varios que se suelen resumir como un nuevo modelo energético. Este nuevo modelo estaría caracterizado en primer lugar por la sustitución de las energías fósiles y nucleares por energías renovables, como la solar, la generada por el viento o la hidráulica. Este primer objetivo tiene que ver con la reducción de la producción de C02 y el deterioro de nuestro entorno – que como todos conocemos parece estar cambiando el propio planeta, para muchos científicos de manera irreversible y con consecuencias previsiblemente desastrosas, para la vida sobre la Tierra y para los humanos. En segundo lugar, y también vinculado con la dependencia respecto de los recursos escasos como el petróleo, tiene que ver con la reducción de la dependencia de nuestros país y de nuestras vidas en general, de los oligopolios político.empresariales y las alianzas geoestratégicas que controlan estos recursos – que en no menor medida son además responsables de gran parte de las guerras del último siglo; hoy de la trágica situación en Siria o Palestina; antes de Irak, etc. En tercer lugar, está vinculado a la generación de actividad económica local, y en consecuencia a contribuir a la emancipación económica de las comunidades locales y los individuos, que se conviertan en productores de su propia energía, parte de la cual también pueden vender y obtener ingresos.

De nuevo, dispositivos como Som Energia, y otras organizaciones similares que se multiplican por Europa y otras regiones, son posibles gracias al ingenio, el conocimiento compartido, y la auto-organización.

Aunque las inercias…

Producir nuestra propia energía de manera colaborativa, y participar en la producción de nuestras propias herramientas digitales está hoy en nuestra mano. Y a pesar de los obstáculos que han existido y siguen existiendo, y probablemente existirán, está en nuestra mano tomar estas oportunidades, concretas y prácticas, para ser un poco más libres y más autónomos como comunidades, y quizás, como decía Stallman, la inercia social sean hoy el principal obstáculo para que lo hagamos. Menos discursos y opiniones, menos política discursiva como decía el otro día, y vayamos llevando a cabo estas acciones concretas. De momento prometo hacerme de Som Energia lo antes posible. Hay por cierto, tanto en el campo del software libre como en el de las energías ciudadanas-renovables, muchas maneras de participar y muchos posibles grados de implicación.

Nos vemos en el futuro – que como dicen, ya ha aterrizado en algunos lugares.

#notasyReferencias

[0] Para ver con más detalle y rigor estas cuestiones puede visitarse https://www.gnu.org/philosophy/philosophy.es.html. Y aquí una charla TED de Stallman en la que usa las mismas dispositivas que presentó esta mañana en Sevilla: http://www.fsf.org/blogs/rms/20140407-geneva-tedx-talk-free-software-free-society

Lewis Mumford y tecnopolíticas: ¡todo estaba ya ahí!

Unas notas sobre Technics & Civilization de Lewis Mumford, publicado en 1930, donde, a juicio del autor de este post, se plantean con mucha claridad los problemas que hoy describimos bajo el rubro de tecnopolíticas… – Tantas cosas que están ya pensadas y que cada generación vuelve una y otra vez a redescubrir…

mumford_cover_alianza_02
Detalle de la portada de Técnica y civilización de Mumford en la edición de Alianza, 1994.

José Pérez de Lama

Estos últimos meses ando leyendo, y releyendo, pensamiento estadounidense de final del XIX y principios del XX sobre tecnologías, economía, sociedad, educación, y resulta que casi todo estaba ya ahí sobre el tema de las tecnopolíticas… :O ___ Veblen, Dewey, Mumford… y del otro lado del Atlántico pero coetáneo, Keynes _ grupo que podríamos conectar con autores posteriores como Bookchin y Bateson…

¿Qué es lo que “estaba ahí”? Pues muchas cosas que luego encuentro en mi querido Guattari, en Focault, en Latour, en Mitchell, en Haraway, en McKenzie Wark; (Langdon Winner, a quien aún tengo que estudiar, parece ser uno de los principales “herederos” actuales de Mumford en estos planteamientos). El caso de las afinidades entre Guattari y estos pensadores, es quizás el más sobresaliente, y hace que su pensamiento conjunto con Deleuze aparezca como la convergencia del pragmatismo estadounidense, con la tradición psicológica y filosófica europea; esta última posiblemente aportada por Deleuze – todo estos son sólo intuiciones – aunque el concepto de ecosofía, uno de los principales en el pensamiento último de Félix Guattari, sí que tiene deudas directas y explícitas con Bateson y Bookchin. Iván Illich, también citado muy explícitamente por Guattari, también anda por el entorno de este “club imaginario”.

Así de forma rápida, a media lectura de Technics & Civilization de Mumford (1930), destacaría la concepción de las tecnologías como sistemas sociotécnicos y territorializados – en los que los discursos, la subjetividad y la producción de individuos tienen un papel fundamental; por supuesto también, la condición política de estos sistemas-máquinas – política en el sentido de construcción de la vida en común y distribución de poder y agencia, así como de producción de territorios… De Dewey cabrían mencionarse muchas cosas, pero rápidamente, cito: la centralidad de su idea de mapa como herramienta fundamental de conocimiento, su idea de los conocimientos como caja de herramientas, su afirmación de que lo invisible de nuestra realidad es mucho más amplio que lo visible (relaciones, ideas, mentalidades, historia, etc), o su reivindicación de otras formas de conocimiento más allá, o más acá, de la razón, como las relativas al cuerpo, las emociones o los afectos… Sigue leyendo Lewis Mumford y tecnopolíticas: ¡todo estaba ya ahí!

Tecnopolíticas: una primera aproximación

¿De qué hablamos cuando hablamos de tecnopolítica? ¿No nos estamos despistando?

2016_moby_void_pacific_choir_are_you_lost

Steve Cutts / Moby,  2016, Are You Lost in the World Like Me, captura de pantalla. Fuente: https://youtu.be/VASywEuqFd8

Tecnopolíticas: una primera aproximación (más o menos urgente)

José Pérez de Lama

Hace unos años un buen amigo me sorprendió usando el término tecnopolítica para describir el activismo político que usaba intensamente Twitter, Facebook, y alguna que otra herramienta digital durante el 15M. La cosa dio para activar, o acelerar, importantes procesos político-activistas, por lo menos durante algún tiempo. Y también, incluso, para crear un micro-nicho académico, que bienvenido sea. Sin embargo, si me sorprendió este uso en 2011 o 2012, aún me sigue sorprendiendo, porque me parece que oculta otros aspectos mucho más relevantes de la dimensión política de las tecnologías.

Mi percepción de este tema viene de la cultura del software libre, que se planteaba no ya usar ciertas herramientas de manera más o menos creativa para hacer comunicación política o crear redes, sino crear herramientas, sistemas o máquinas que dirían algunos, que por la manera en que funcionaban, se producían, etc. generaban libertades, redes de cooperación, autonomía, territorios sociales alternativos a los de la circulación del capital e historias del estilo. Con Hardt y Negri compartía y comparto que “las multitudes hemos devenido maquínicas”, es decir que somos lo que somos componiéndonos necesariamente con las máquinas y redes digitales, y que por tanto la dirección y el poder sobre este devenir es algo fundamental. Con Bifo, que el poder al que estamos sujetos, o tal vez el que nos produce como individuos, se ejerce a través de automatismos digitales y financieros. Con un sentido común mucho más estadounidense y casi pedestre, Lessig decía que el código era la “arquitectura” de nuestros sistemas sociales. Wark, con Haraway, dicen que el código es el diagrama – como para Foucault lo eran el panóptico y la fábrica durante la era disciplinaria. Sigue leyendo Tecnopolíticas: una primera aproximación

Metálogo: Sobre juegos y estar en serio, Gregory Bateson, 1953

Este metálogo [diálogo sobre el propio hablar y pensar] entre Gregory Bateson y su hija Mary Catherine Bateson [1939] – fechado en 1953, por lo que MCB tendría por entonces unos 12-14 años de edad -, forma parte de una serie que constituye la introducción o capítulo preliminar de Steps to an Ecology of Mind, en la que Bateson introduce algunos de los principales temas de su pensamiento… Me parece precioso, – sobre el aprendizaje y el pensar de otra manera…

1973_gb_by_jim_hair_720p
Gregory Bateson [1904-1980] en Santa Cruz, 1974, foto de Jim Hair

Metálogo: Sobre juegos y estar en serio

Gregory Bateson, [1953], Metalogue: About Games and Being Serious, en: G. Bateson, 2000 [edición original de 1972], Steps to en Ecology of Mind, University of Chicago, Chicago y Londres, pp: 14-20; reproducido de A Review of General Semantics, Vol.X, 1953; ___ traducción de trabajo de J. Pérez de Lama, 2011; revisada en 2016.

Hija: Daddy [papaíto], ¿estas conversaciones son serias?
Padre: Ciertamente lo son.
H: ¿No son una especie de juego que juegas conmigo?
P: ¡Dios no lo quiera! … pero sí que son una especie de juego que jugamos juntos.
H: ¡Entonces no son algo serio!

*
**

P: ¿Por qué no me cuentas lo que entiendes por las palabras “serio” y “juego”.
H: Bueno… si estuvieras… no lo se.
P: ¿Si estuviera qué?
H: Quiero decir… las conversaciones son serias para mí, pero sí tú estás solamente jugando un juego…
P: Fijémonos ahora. Miremos qué hay de bueno y qué hay de malo en “jugar” [playing] y en los “juegos” [games]. En primer lugar, no me importa – no demasiado – ganar o perder. Cuando tus preguntas me ponen en un lugar difícil, sin duda, hago un mayor esfuerzo en pensar adecuadamente [straight] y en decir claramente lo que quiero decir. Pero no te engaño [i don’t bluff] y no te hago trampas. No hay tentación de hacer trampas.
H: Exactamente eso. No estás en serio. Es un juego. La gente que hace trampas no sabe como jugar. Tratan el juego como si fuera algo serio.
P: Pero es algo serio.
H: No, no lo es – para ti no lo es.
P: ¿Porque ni siquiera quiero hacer trampas?
H: Sí – en parte por eso.
P: ¿Pero tú quieres hacer trampa y engañar todo el tiempo?
H: No – por supuesto que no.
P: ¿Entonces qué?
H: Ay – Daddy – ¡nunca lo entenderás!
P: Me imagino que nunca lo entenderé.
H: Mira, te acabo de ganar una especie de punto en este juego de debate obligándote a admitir que no quieres hacer trampas – y después enlacé esta admisión con la conclusión de que, en consecuencia, para ti las conversaciones tampoco son “serias”. ¿Te hecho una especie de trampas con esto?
P: Sí – una especie.
P: Estoy de acuerdo – creo que sí. Lo siento.
H: Ves Daddy – si hubiera hecho trampas o hubiera querido hacer trampas, esto habría significado que no estaba en serio sobre las cosas de las que estamos hablando. Significaría que sólo estaba jugando contigo.
P: Sí, tiene sentido. Sigue leyendo Metálogo: Sobre juegos y estar en serio, Gregory Bateson, 1953

Posibilidades económicas de nuestros nietos, J.M. Keynes, 1930

Josseline Jara, Estrella Ruiz Martín y Luisa Montes Ruiz, estudiantes de Arquitectura, han tenido la iniciativa de traducir este – frecuentemente citado – texto de J.M. Keynes, que no se encontraba en castellano en la web. La actualidad del texto tiene que ver con los debates sobre el fin del trabajo/empleo relacionado con los avances tecnológicos y de la riqueza en las sociedades contemporáneas. La traducción la han hecho en el contexto de una asignatura que imparto en la Escuela de Arquitectura de la Universidad de Sevilla sobre la ciudad contemporánea (JPL).

john-maynard-keynes-1908_720pJohn Maynard Keynes, by Gwendolen Raverat (1908). Source: National Portrait Gallery

Posibilidades económicas de nuestros nietos

John Maynard Keynes (1930)

Traducción de Josseline Jara, Luisa Montes Ruiz & Estrella Ruiz Martín, 10/2016; revisión de José Pérez de Lama. Original procedente de: John Maynard Keynes, Essays in Persuasion, New York: W. W. Norton & Co., 1963, pp. 358-373.

Versión beta

I

Sufrimos en la actualidad un ataque de pesimismo económico. Es común oír decir a la gente que la época de enorme progreso económico que caracterizó el siglo XIX se terminó; que la rápida mejora del nivel de vida va a empezar ralentizarse, sobre todo en Gran Bretaña; que una reducción de la prosperidad es más probable que su mejora en la década que tenemos delante.

Creo que esto es una interpretación tremendamente errónea de lo que nos está pasando. Estamos sufriendo, no por el reumatismo de la edad, sino por el dolor que producen los rápidos cambios, por el dolor de reajustarnos entre un período económico y otro.

El incremento de la eficiencia técnica ha estado ocurriendo con mayor velocidad de la que podemos tratar con el problema de la absorción de la mano de obra; la mejora del nivel de vida ha sido un poco demasiado rápida; el sistema bancario y monetario mundial ha estado tratando de impedir que los intereses caigan tan rápido como requeriría el equilibrio. Y aún así, el gasto y la confusión que vivimos afectan a menos de un 7,5% del ingreso nacional; hemos desperdiciado un chelín y seis peniques de cada libra, y ahora sólo tenemos 18s. 6d. [18 chelines y 6 peniques]  cuando podríamos tener una libra de haber sido más sensatos; y sin embargo, los 18s. 6d valen tanto como lo habría hecho la Libra hace cinco o seis años. [1] Olvidamos que en 1929 la producción industrial de Gran Bretaña fue la mayor de todos los tiempos, y que el excedente neto de la balanza de pagos disponible para nueva inversión externa, tras el pago de todas nuestras importaciones, fue mayor el pasado año que el de ningún otro país, siendo en efecto un 50% mayor que el correspondiente excedente de los Estados Unidos. O de otra manera – si es una cuestión de comparación – supongamos que si redujéramos nuestros salarios a la mitad, repudiáramos cuatro quintas partes de la deuda nacional, y convirtiéramos nuestra riqueza excedente en oro en lugar de prestarla al 6 por ciento o más, nos pareceríamos a la ahora muy envidiada Francia. Pero, ¿supondría una mejora? Sigue leyendo Posibilidades económicas de nuestros nietos, J.M. Keynes, 1930

Los Comuneros de Castilla, ¿el 15M del siglo XVI?

Comentario sobre la actualidad de la historia de los Comuneros de Castilla, – a partir del libro de Joseph Pérez -, su defensa de la soberanía popular y la democracia federal… incluso asamblearia, – así como sobre su oposición a la corrupción generalizada, la instrumentalización del estado y la apropiación de los bienes del común por parte de las élites de su tiempo… También sobre la manera en que fueron derrotados, y la construcción de alianzas y poder político – frente a los puros discursos…

juan-bravo_landscape

Aniceto Marinas, 1921-22, estatua del comunero Juan Bravo, ubicada en la plaza de San Martín de Segovia. Fuente: http://www.fuenterrebollo.com/

Por José Pérez de Lama, versión beta

La batallita introductoria habitual

Hace unos años asistí – con mi buen amigo Lolo Gutiérrez de Rueda – a una reunión de las mejores escuelas de Arquitectura del mundo que tuvo lugar en Segovia. Paseando de noche por una calle principal me sorprendió encontrarme con una romántica escultura del comunero Juan Bravo (en la imagen superior). Ya por entonces había empezado a estudiar sobre los commons. Sin embargo, la mayoría de estos estudios históricos, en especial los de Peter Linebaugh, se centran en Inglaterra (2000, 2008, 2012, 2014). Según Linebaugh hay dos grandes períodos de “enclosures” – cercamientos – de los territorios del común: el primero durante el siglo XVI – cuando se sientan las bases del primer capitalismo – y el segundo, a principios del siglo XIX – cuando se genera definitivamente la clase proletaria de los “hombres libres”, expulsados del mundo rural y “emancipados” de los vínculos sociales del Antiguo Régimen; – en la actualidad vivimos probablemente el tercer período de enclosures, aunque con matices tal vez más complejos que afectan al conocimiento, los entornos digitales o el genoma de lo vivo… Volviendo a Segovia, entonces, – siendo el siglo XVI uno de los períodos centrales de este movimiento contra los territorios del común, siempre había pensado que la revuelta de los Comuneros de Castilla (1520-22) tendría algo que ver con todo esto, y de ahí la emoción al encontrarme a Juan Bravo caracterizado como un héroe romántico en aquella noche de verbena veraniega. (El segundo período según Linebaugh se corresponde en España con mucha más claridad con las desamortizaciones liberales [1]).

Algunos años después de Segovia coincidí en una jornada sobre los comunes con una activista burgalesa, que me deslumbró, además de por su belleza singular, por las historias que me contó de la rebelión de Gamonal (Burgos), y del movimiento independentista castellano, cuya existencia desconocía, y que se inspiraba precisamente en los comuneros. Aquello me hizo darle alguna vuelta al asunto y tratar de buscar algo más entre las escasas referencias existentes, más allá de las dos o tres líneas que recordaba de los libros de historia del colegio y de los nombres de Padilla, Bravo y Maldonado que más o menos todos recordamos de los años escolares. Y por fin, estos días pude leer uno de los libros de Joseph Pérez (2006), que parece ser el principal historiador vivo del episodio comunero. La lectura me ha encantado. Para Pérez, construyendo su interpretación a partir del Maravall de los años 50-60, la revuelta fue más bien una revolución política en toda regla; una revolución que en algunos aspectos supuso una enorme modernidad. Desde la perspectiva de 2016, lo que llama la atención, a mí por lo menos, son los numerosos paralelismos con la situación política actual en nuestro viejo país, que me ha hecho relacionarlos con el 15M y los procesos desatados desde entonces.

Como siempre, lo mejor será leerse el libro, éste u otros más extensos donde el autor trata el asunto, pero os dejo aquí algunas notas sueltas por si así os animo a la lectura. Sigue leyendo Los Comuneros de Castilla, ¿el 15M del siglo XVI?