Archivo de la etiqueta: biopolítica

La república de los cuerpos de Epicuro — según Emilio Lledó

La república de los cuerpos de Epicuro —  según Emilio Lledó

Selección y comentario  previo de J. Pérez de Lama
___

5. LA FELICIDAD Y LA DICHA NO LA PROPORCIONAN ni la cantidad de riquezas ni la dignidad de nuestras ocupaciones ni ciertos cargos y poderes, sino la ausencia de sufrimiento, la mansedumbre de nuestras pasiones y la disposición del alma a delimitar lo que es por naturaleza.

20. EL HOMBRE ES INFELIZ ya por temor, ya por el deseo ilimitado y vano. Quien a esto ponga brida puede procurarse la feliz sabiduría.

Acervo epicúreo, Fragmentos y testimonios escogidos

______

Siguen unos párrafos de Emilio Lledó. La pregunta que me planteo estos días es si la forma de vida epicúrea, basada en limitar deseos vanos, así como reducir miedos y ansiedades, para llevar una vida serena y feliz, alejada entre otras cuestiones de las pasiones del poder o de la excesiva ambición de riquezas, etc., no será hoy en día una forma de contribuir a la buena marcha de la sociedad, — mejor que la de un excesivo activismo — o de la lucha constante por ocupar el poder o la competencia por imponer las propias ideas o simplemente por conseguir esto o lo otro o ser más que éste o aquél.

En primera instancia, y ese es el juicio habitual de la Historia, sería que es más bien una forma de vida irresponsable y egoísta. Pero hoy, cuando el campo de batalla, quizás el primero de todos, puede que sea el del  propio cuerpo y los propios deseos, me pregunto si la respuesta no es ya tan clara. Recuerda uno también lo que decían los atenienses, según cuenta Foucault, que el buen gobierno de uno mismo sería la condición necesaria para poder gobernar a los demás…

Esta parece ser la tesis en cierto modo de Emilio Lledó, — que hoy además nos hace pensar en el discurso de los cuidados, la vulnerabilidad, la precariedad de la vida… Aunque lo que queda de Epicuro y su escuela es enormemente parcial, Lledó también subraya la idea de amistad y de comunidades como elementos fundamentales de este pensamiento en su versión original, que complementarían la búsqueda más personal de la virtud. La amistad que hoy podríamos asimilar a la fraternidad / sororidad, — aquella hermana pobre de la tríada revolucionaria clásica, como suele comentar el querido Jarauta.

Y como decía también en algún post anterior, esta limitación del deseo y la ambición de dominar el mundo y la sociedad,  encaja también muy bien con lo que quizás sea el mayor problema — o como lo queramos llamar — del presente, esto es, el crecimiento ilimitado en un planeta, una biosfera, o una zona crítica, como la ha llamado estos día, Bruno Latour, que es limitada.

Por mi parte tampoco se trataría de decir que el epicureísmo tendría que sustituir a otras formas de contribuir a la sociedad o de hacer política, sino que tal vez diferentes caracteres o incluso diferentes etapas de la vida se correspondan mejor con diferentes actitudes o formas de vida.

Sigue Lledó por no alargarlo demasiado ( de Sobre el epicureísmo *)

___

Formas de vida parece que fueron las propuestas de los filósofos en ese largo período que, después de Aristóteles, ha dado en llamarse «helenismo» […]

Lledó cuenta como Platón y Aristóteles había dado la mayor importancia a la vida pública, política, para la que había que estudiar la realidad humana. La Política «el más arquitectónico y dominante de los saberes porque parece ser que los comprende a todos»… (Aristóteles, Ética a Nicómaco)

[p. 16] Epicuro entendió que era necesario arrancar de otros principios muy distintos para al educación de los guardianes, de los vigilantes y cuidadores del zoológico humano.

[…] intuyó que había que intensificar las relaciones con nosotros mismos antes de pensar en organizarnos como sociedad. Las grandes teorías de sus predecesores había olvidado un principio esencial de toda felicidad y, por supuesto, de toda sabiduría: el cuerpo humano y la mente que lo habitaba. Con respecto a la mente, tenía que estar libre de los terrores que, en buena parte, había incrustado en ella la religión. Una mente atemorizada es una mente infeliz y, al mismo tiempo, es, de alguna forma, creadora de infelicidad. Esta infelicidad y estos temores son principios destructores de la vida, de la alegría que debe inundar la existencia, y el sustentare en ellos es una de las grandes falsificaciones que han poblado la historia. Probablemente Epicuro está pensando en este problema cuando, en un chocante fragmento […]

[p. 17] nos dice: «Feliz tú que huyes, a velas desplegadas, de toda clase de paideia, de educación». Un educación que, en lugar de desarrollar la autarquía [autogobierno, autonomía] y la libertad, nos esclavizaba con la angustia de tradicionales mitologías – las telarañas, que diría Nietsche –, contradice su fundamental misión.

El cuerpo como elemento democratizador de la existencia

[p. 19] El dualismo y la teología platónica que establecían un mundo superior y distinto, al que había que tender incesantemente, un mundo de ideas ejemplares, modelo y fin de la existencia, quedaba reducido a una tarea mucho más modesta y, al parecer, más vulgar. Es posible que, en un estadio superior de nuestro desarrollo, nos apareciera ya otro horizonte, humano también, en el que acrecentar todas nuestras capacidades; pero antes había que plantear, con claridad, los límites de aquello que realmente somos, los límites y mensajes de nuestro cuerpo. Un pensamiento que se olvidase de nuestra débil pero imprescindible estructura carnal, de la delicada fábrica de nuestro cuerpo, estaba condenado a perderse en «vanas fantasías». Lo primero era aceptar esa peculiar condición de nuestro ser, y esto implicaba una verdadera democratización de la existencia. El cuerpo y nuestra condición carnal son el punto de partida para la reunión y convivencia con otros cuerpos, que arrastran cada uno la historia de su lucha por existir.

El cuerpo centro del demos

[p. 20] Nuestro cuerpo es pues el centro inicial del demos, de la colectividad de otros cuerpos, de otras existencias, indigentes también como la nuestra. [Aquí igual hoy entenderíamos mejor otros adjetivos como precarias o vulnerables…] Y precisamente porque, en sus estructuras esenciales, ese cuerpo es semejante a otros cuerpos, no cabe discriminación posible en los elementos sobre los que se levanta la vida. «La voz de la carne pide no tener hambre, ni sed, ni frío: pues quien consigue esto o confíe en conseguirlo, puede competir en felicidad con el mismo Zeus» […]. Un programa verdaderamente modesto, y en el que se reflejaba, sin embargo, la fraternidad de nuestros deseos con la necesidad de la existencia. No tener hambre, ni sed, ni frío constituía el fundamento de esa democratización del cuerpo humano, fundamento a su vez de la posible felicidad. Un programa modesto pero que, en su sencillez, albergaba los principios de la igualdad, los principios a los que nadie podía renunciar, y que nadie nos podía arrebatar.

____________

#referencias

La cita larga de Lledó es de Sobre el epicureísmo (2013), en: Epicuro, C. García Gual, E. Lledó, P. Hadot, Filosofía para la felicidad. Epicuro, Errata Naturae, Madrid; pp. 7-23

Las máximas epicúreas del principio proceden también del mismo volumen.

 

Explotación, dominación, sumisión


Imagen: acto de “insumisión” en la Escuela de Arquitectura  de Sevilla en 2012 en el que contamos con la “presencia”, entre otros, de Spinoza, Kafka, Frida Kahlo, Cervantes, Einstein, Ada Lovelace… Rescatada de: http://sevillapara2012.blogspot.com.es/

José Pérez de Lama

La semana pasada acabé muy rebotado, tras tener que participar de mucha burocracia, técnica administrativa, superegos (en el sentido freudiano) y bullshit-jobs, todo mezclado; – también de una huelga de profesores e investigadores precarios contra este sistema – que no se saldó del todo mal, quizás incluso con una posible mini-victoria… El viernes noche, agotado, la palabra insumisión blinkeaba obsesiva y algo rabiosa en mi mente como si fuera un neón en la madrugada losangelina…

Y me acordé de esta tríada, explotación, dominación, insumisión. Creía que lo había leído en una glosa de Foucault, pero ahora no la encuentro. Por ahí estará.

Lo que me sugiere es que el poder de algunos sobre la mayoría, o del sistema – permitidme usar el ambigüo término sobre tod*s, puede interpretarse según un modelo organizado en estos tres aspectos, mesetas o estratos. Desde una interpretación foucaultiana cada una de estas mesetas tendría sus técnicas propias; quizás también tendría sus propios dispositivos, – aunque con interconexiones entre ellos, y cuando funcionan bien- habría que ver para quién – reforzándose mutuamente.
Sigue leyendo Explotación, dominación, sumisión

Luces de barrio 2016. Y un robot en el jardín

Durante la semana que entra se desarrollará la segunda edición del proyecto Luces de Barrio, un conjunto de intervenciones urbanas en Sevilla, coordinadas por Nomad Garden, que estimo del mayor interés por muchas razones – arquitectónicas, artísticas y “ciudadanas” -, y que seguro supondrán experiencias de gran belleza e intensidad. Un breve comentario sobre mi participación este segundo año, – como parte del equipo del Fab Lab Sevilla que ha ofrecido su apoyo técnico y su experiencia a algunos de los proyectos, sobre todo a través de la persona de José Miguel Hernández. Al final del post enlaces al proyecto y al calendario. ¡Muy recomendable!

luces_barrio_triana_01
Preparativos para la intervención de Luces de Barrio, con María Cabeza de Vaca, Fran Pérez Román y equipo en el huerto ciudadano de la Vega de Triana, Sevilla 2016. Foto: Luces de Barrio / Fran Pérez Román

Por José Pérez de Lama

Diversos autores a los que apreciamos, – Félix Guattari, Doina Petrescu y Constantin Petcou… –, vienen diciendo que la tarea de “producir” la ciudad debería parecerse más a cultivar un jardín que a construir un edificio. Cultivar un jardín – o un huerto – supone construirlo, pero sobre todo cuidarlo, contar con el clima y el lugar en que se inserta, reconocer y tratar de fluir con los ciclos naturales, tener un plan, pero saber y amar que crecerá con una cierta “autonomía” ..

Por esta y otras razones, nos gusta mucho que Luces de Barrio haya querido contar este año con nosotros (el Fab Lab de la Esuela Técnica Superior de Arquitectura de la Universidad de Sevilla).

Otra razón más, es que se trata de un proyecto de mucha gente, de gente muy diferente, – vecinos-hortelanos, artistas, arquitectos, activistas, ¡políticos! -, pero que tienen la intención de construir algo en común, a la vez que curiosidad y disposición de ver qué saben hacer y qué piensan y desean los demás, – y en el proceso tratar de aprender unos de otras.

Explorar juntos cómo se pueden componer tecnologías supuestamente “avanzadas”, como es la “fabricación digital”, con tecnologías/prácticas supuestamente “más tradicionales”, como son la horticultura y el asociacionismo vecinal, también es otra cosa que nos entusiasma. Y no tanto por participar en un nuevo proyecto de innovación o emprendimiento más o menos tecnológico, como por tratar de resolver cosas cotidianas – ¿improductivas? – que afectan o preocupan a algunas convecinas, y hacerlo con un cierto placer para todos, y, quizás incluso, como sin quererlo, ayudar a generar algo de belleza o de emoción.

Esperamos, modestamente, poder contribuir a este proyecto y estamos muy agradecidos por la invitación a participar.

#Enlaces y referencias

Un robot en el jardín, es el título del libro publicado por MIT Press en 2001 (A Robot in the Garden. Telerobotics and Telepistemology in the Age of the Internet) con la edición de Ken Goldberg, que a su vez parafraseaba otro precedente de Leo Marx, The Machine in the Garden, de 1964. En ambos se plantean reflexiones sobre las relaciones entre naturaleza, cultura y tecnologías.

Luces de Barrio: http://lucesdebarrio.com/

Programa / calendario: http://lucesdebarrio.com/calendario/

Nomad Garden: http://nomadgarden.net/

Félix Guattari, 2000, Las tres ecologías, Pretextos, Valencia

Constantin Petcou, Doina Petrescu, 2008, Agir l’espaceNotes transversales, observations de terrain et questions concrètes pour chacun de nous. Multitudes, 31(4), 101-114; disponible en: http://www.cairn.info/revue-multitudes-2007-4-page-101.htm

Lewis Mumford y tecnopolíticas: ¡todo estaba ya ahí!

Unas notas sobre Technics & Civilization de Lewis Mumford, publicado en 1930, donde, a juicio del autor de este post, se plantean con mucha claridad los problemas que hoy describimos bajo el rubro de tecnopolíticas… – Tantas cosas que están ya pensadas y que cada generación vuelve una y otra vez a redescubrir…

mumford_cover_alianza_02
Detalle de la portada de Técnica y civilización de Mumford en la edición de Alianza, 1994.

José Pérez de Lama

Estos últimos meses ando leyendo, y releyendo, pensamiento estadounidense de final del XIX y principios del XX sobre tecnologías, economía, sociedad, educación, y resulta que casi todo estaba ya ahí sobre el tema de las tecnopolíticas… :O ___ Veblen, Dewey, Mumford… y del otro lado del Atlántico pero coetáneo, Keynes _ grupo que podríamos conectar con autores posteriores como Bookchin y Bateson…

¿Qué es lo que “estaba ahí”? Pues muchas cosas que luego encuentro en mi querido Guattari, en Focault, en Latour, en Mitchell, en Haraway, en McKenzie Wark; (Langdon Winner, a quien aún tengo que estudiar, parece ser uno de los principales “herederos” actuales de Mumford en estos planteamientos). El caso de las afinidades entre Guattari y estos pensadores, es quizás el más sobresaliente, y hace que su pensamiento conjunto con Deleuze aparezca como la convergencia del pragmatismo estadounidense, con la tradición psicológica y filosófica europea; esta última posiblemente aportada por Deleuze – todo estos son sólo intuiciones – aunque el concepto de ecosofía, uno de los principales en el pensamiento último de Félix Guattari, sí que tiene deudas directas y explícitas con Bateson y Bookchin. Iván Illich, también citado muy explícitamente por Guattari, también anda por el entorno de este “club imaginario”.

Así de forma rápida, a media lectura de Technics & Civilization de Mumford (1930), destacaría la concepción de las tecnologías como sistemas sociotécnicos y territorializados – en los que los discursos, la subjetividad y la producción de individuos tienen un papel fundamental; por supuesto también, la condición política de estos sistemas-máquinas – política en el sentido de construcción de la vida en común y distribución de poder y agencia, así como de producción de territorios… De Dewey cabrían mencionarse muchas cosas, pero rápidamente, cito: la centralidad de su idea de mapa como herramienta fundamental de conocimiento, su idea de los conocimientos como caja de herramientas, su afirmación de que lo invisible de nuestra realidad es mucho más amplio que lo visible (relaciones, ideas, mentalidades, historia, etc), o su reivindicación de otras formas de conocimiento más allá, o más acá, de la razón, como las relativas al cuerpo, las emociones o los afectos… Sigue leyendo Lewis Mumford y tecnopolíticas: ¡todo estaba ya ahí!

Nota en apoyo a la Casa Invisible de Málaga

invisible_frida
Imagen: Proyecto Frida, Casa Invisible; foto de Sandra Lara. Fuente: http://www.geaphotowords.com/blog/la-casa-invisible/

Nota en apoyo a la Casa Invisible de Málaga / texto para cápsula de vídeo en preparación

José Pérez de Lama, Universidad de Sevilla

Hola a todos!

Mi nombre es José Pérez de Lama, soy doctor arquitecto; y profesor del Departamento de Historia, Teoría y Composición Arquitectónicas de la Universidad de Sevilla; entre otros desempeños académicos he sido subdirector de Innovación Docente en la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de la US, y actualmente actúo como coordinador de la línea Arquitectura Avanzada del Doctorado en Arquitectura de la Universidad de Sevilla.

Desde hace ya al menos dos décadas uno de mis campos de estudio e investigación es el de las transformaciones urbanas, metropolitanas y territoriales, con especial énfasis en las tecnologías, el medio ambiente y el cambio social. Mi tesis doctoral, en su día, investigaba acerca de estas cuestiones en la ciudad de Los Ángeles, California. Un aspecto importante de mi aproximación a estas cuestiones es el de la producción social del espacio, enunciada por Henri Lefebvre, que desarrolla la idea de que el espacio, por un lado, no es algo dado, sino algo en permanente proceso de producción, y por otro, que esta producción es, y deber ser, llevada a cabo por la sociedad en su conjunto, y no sólo por agentes especiales y privilegiados, como puedan ser los arquitectos, los urbanistas, los políticos, los promotores o los financieros.

Desde hace tiempo, – podría decir incluso que desde antes de que existiera -, conozco la Casa Invisible y a muchas de las personas que promueven esta iniciativa; técnicos por los que tengo respeto y admiración, activistas implicados en la experimentación urbana y social, y pensadores que me parecen destacados como mínimo en el panorama del Estado Español, si no en el europeo. Sigue leyendo Nota en apoyo a la Casa Invisible de Málaga

Deleuze / Foucault y el poder: incitar, suscitar, combinar…

Unas notas a partir de la lectura del libro con varias clases de Gilles Deleuze (sobre) “Michel Foucault y el poder. Viajes Iniciáticos I” (2014, errata naturae). Un librito precioso, por cierto.

pilar_duende_vole
Imagen: Pilar Albarracín, 2012, Le duende volé (acción / fotografía) Fuente: http://www.pilaralbarracin.com © Pilar Albarracín

José Pérez de Lama

Dedicado a TD, a quien le gustan las cosas de MF. Gracias a PA.

Leyendo estos días unas lecciones de Deleuze sobre su amigo Foucault y su pensamiento sobre el poder [1], me han entrado muchas ganas de hacer una nota sobre algunas partes que me están gustando más. Me pregunto, ¿por qué me pongo a escribir sobre esto? – con todas las otras cosas que tendría que estar haciendo. Pues bueno, es un poco la pregunta de por qué escribir… Por placer, por contarle a los amigos cosas que me han entusiasmado, por ordenar las propias ideas – para que no se olviden demasiado pronto, por mostrar, así en general, las cosas que una sabe o está aprendiendo, por abordar de alguna manera algunas preguntas que nos estamos haciendo colectivamente… Supongo que hay múltiples razones, y que cada cual tiene las suyas cuando escribe…

Pues entonces, lo que quería escribir tiene que ver con lo que Deleuze llama el quinto postulado de Foucault sobre el poder, que llama postulado de la modalidad… Es una historia creo que bien conocida para los aficionados a Foucault, – creo que ya comentaba en otro post -; una historia desarrollada de forma más sistemática por Deleuze en el libro que dedica a Foucault [2], y comentada en el ámbito hispanohablante por Miguel Morey [3], además de sin duda por otros muchos. En este librito que leo ahora, Deleuze lo comenta de modo más didáctico y posiblemente coloquial, – se trata de una transcripción bastante informal de sus lecciones, en las que se permite hacer bromas, y aparece como una persona simpática, ingeniosa y próxima. Voy citando más o menos libremente a Deleuze. Comienza diciendo que por este postulado de la modalidad Foucault se desprende de muchas teorías clásicas que plantean que el poder cuenta con dos modalidades: “o bien procede mediante la violencia y tiene carácter represor, o bien mediante la ideología”. Sigue leyendo Deleuze / Foucault y el poder: incitar, suscitar, combinar…

El rector de Zembla no lo tiene fácil. Servir al césar y a la mujer del césar…

Pequeño texto “literario” sobre una universidad imaginaria hacia el año 2027… Cualquier parecido con la realidad será tan solo el que el lector(a) decida aportar por su propia cuenta y riesgo. Empecé con algo de guasa y luego tomó vida propia… con lo que algunas cosas quizás hayan quedado algo paródicas… Las referencias algo extrañas a temas kafkianos se aclaran al final…

the-castle
Imagen de la portada de la edición antigua de Penguin, de El Castillo, de Kafka – no he podido encontrar el autor.

José Pérez de Lama, miembro del Motley Crew

Estamos hablando del #Rector de la universidad de #ZembladelSur, claro, – la bella, antigua y célebre ciudad del sur de Europa, con su universidad de más de 500 años de historia. Y ya se que mezclo dos cosas, lo de que la mujer del césar tiene que parecer…, y lo de si es posible servir a la vez al césar y a los dioses, – pero estas dislexias conceptuales me parecen más divertidas que los proverbios clásicos. Siempre me gustó más el dadaísmo…

Divertimento kafkiano

Zembla sale también en una novela de Nabokov, protagonizada por un par de profesores maduros, refugiados del mundo en la universidad. Uno de ellos había sido un joven soñador, premio de investigación de su propia universidad en su primera o segunda juventud, pionero en diversos campos, que tras recorrer el mundo – intentando conocerlo y aprender, a la vez que disfrutar de él – vuelve a su alma mater, pensando que volvía a casa, soñando con emular a los intelectuales a los que admira: libres, críticos, literarios, eruditos a la vez que implicados en su propio tiempo… Kafka, Deleuze, Guattari, Foucault, Davis, Sassen, Harvey, Negri, Bifo, Vonnegut, Pynchon, el propio Nabokov, Stallman, Tesla, Marx, Engels… por mencionar sólo a algunos de ellos… Se encuentra, sin embargo, que la universidad es otra cosa. Lo que más le llama la atención, y más lo abruma, es la burocracia; no sólo la burocracia física, corporal (y digital, porque la historia sucede a principios del siglo 21) – sino la máquina burocrática de la que uno entra necesariamente a formar parte. En primera instancia opta por una posición marginal; piensa que quedarse más o menos discretamente al margen le permitirá ser libre para perseguir su propia visión de una buena vida dedicada al estudio y la creación. Intenta actuar con la astucia del mono en el Informe para una academia. Pero no, progresivamente va dándose cuenta de que si no se integra en el dispositivo será expulsado. El dispositivo es insidioso. El mono no puede evitar la melancolía tras su larga vida de disimulo y estrategia. Sigue leyendo El rector de Zembla no lo tiene fácil. Servir al césar y a la mujer del césar…

Saber, poder, dispositivos… universidades

La lectura de un libro de Paul Veyne sobre la vida y el pensamiento de Foucault, aparte de entretenerme, me ha sugerido algunas reflexiones sobre la universidad, y lo mansamente que nos adaptamos a los cambios agresivos que, especialmente en los últimos años, se nos están intentando imponer…

hello_kitty_ascii

Saber, poder, dispositivos… y universidades

José Pérez de Lama  / 08.04.2015

Dedicado a mi viejo amigo J.M. Cabeza, catedrático de una Universidad que quizás ya no exista, salvo en nuestras mentes…

El envite de todo mi trabajo, declaraba Foucault en 1978, es “mostrar de qué modo el acoplamiento entre una serie de prácticas y un régimen de verdad forma un dispositivo de saber-poder”. Lo que es considerado como verdad se hace obedecer […] Paul Veyne, 2014, p. 104

Algunos comentarios, me temo que más deslavazados de lo que me gustaría, sobre la vida en la universidad estos días, al hilo de la lectura del libro de Paul Veyne Foucault, Pensamiento y vida. [0]

El libro de Veyne, historiador y amigo de Michel Foucault desde la juventud, es una estupenda lectura para los amantes y aficionados al pensamiento de Focault. Una aproximación personal a su pensamiento, en la que aparecen también cuestiones biográficas de ambos personajes, para mejor situar la obra y la figura histórica.

Foucault, junto a Deleuze y Guattari, – Foucault y Deleuze fueron amigos y compañeros durante décadas –, trazan, de manera diferente – aunque en mi opinión paralelas -, panoramas del mundo que intentan cuestionar las abstracciones, generalizaciones y totalizaciones que habían caracterizado el pensamiento moderno y racionalista hasta entonces; considerando estas abstracciones y generalizaciones, en la línea de la crítica de la posmodernidad, como una forma de violencia frente a la riqueza de la vida y de nuestras formas de construir interpretaciones de ésta y de desarrollar estrategias para actuar en el mundo. Diría que insisten en las singularidades, en la inmanencia (materialismo) y en la contingencia y complejidad de las relaciones que generan las condiciones concretas de la vida. Sigue leyendo Saber, poder, dispositivos… universidades

Muy breves notas sobre las universidades en España

¿Es la endogamia o tenemos otros problemas de más calado en las universidades públicas españolas? Algunas reflexiones más o menos rápidas…

20141211_claustro_pixelate
Imagen tomada en la ocupación del Claustro de la Universidad de Sevilla por parte de los estudiantes el pasado 11 de diciembre, en protesta por la propuesta del Rectorado de eliminar la opción de exámenes parciales…

José Pérez de Lama, Universidad de Sevilla

Las presentes notas surgen de un microdebate en tuiter, a raíz de un enlace que comenzaba diciendo que el principal problema de la universidad en España es la endogamia. Esto se ha convertido ya en un lugar común, y como la mayoría de los lugares comunes, su uso denota una cierta pereza del pensamiento, dando por supuesto cosas que no son siempre ciertas o que se convierten en demasiado esquemáticas. Un lugar común bastante interesado, por otra parte, que viene siendo promovido tanto por la derecha zorrocotroca y/o neolib en su ataque a la universidad pública, como por jóvenes intelectuales más o menos progres que desafortunadamente se ven excluidos de una carrera académica a la que aspiran, y a la que consideran, seguramente con razón, que merecerían acceder.

A mi juicio, sin embargo, esta cuestión de la supuesta endogamia, que habría que entrar a matizar, es un fenómeno relativamente secundario, respecto de otros “problemas” de mayor relevancia que se pueden identificar en relación con las universidades. Un asunto que no puede resolverse en un breve artículo, pero sobre el que sin duda es adecuado aportar diferentes consideraciones y perspectivas. Sigue leyendo Muy breves notas sobre las universidades en España