Archivo de la etiqueta: mercancías ficticias

Somos o no somos mercancías? Las mercancías ficticias de Karl Polanyi

1939_polanyi
Imagen: Karl Polanyi con su mujer Ilona Duczynska, en Kent, Reino Unido, 1939. (© Kari Polanyi Levitt). Fuente: https://www.thenation.com/article/karl-polanyi-in-our-times/

José Pérez de Lama

Ayer empecé la lectura de La gran transformación de Karl Polanyi (1944), citado con frecuencia por David Harvey y traducido el año pasado, quizás nuevamente, al castellano. Lo tenía en la lista de lectura desde hace tiempo, precisamente por Harvey, que lo cita por la crítica que Polanyi hace de la transformación del trabajo en mercancía en las sociedades dominadas por los mercados ___ creo que Polanyi no usa demasiado el término capitalismo – por lo menos hasta ahora – primeras 50 páginas – no lo ha usado.

Si uno ha leído El Capital de Marx – al menos el primer volumen – tiene claro que sí que somos mercancía – la fuerza de trabajo. Como sabrá cualquier aficionado, El Capital empieza precisamente por la mercancía (commodity en inglés; Ware en alemán), como elemento fundamental del capitalismo. Por eso siempre me sorprendió el eslogan del 15M de “No somos mercancía en manos de los banqueros”, que junto con otros como “Democracia Real Ya”, me alejaron un poco, por su ingenuidad aparente, de este movimiento – aunque ya se ve que fue un grave error de apreciación por mi parte, __ ya se sabe, esto de la sobreintelectualización suele hacer que nos equivoquemos con la mayor frecuencia …

La mercancía en Marx

Para Marx, un poco de memoria, una mercancía es algo que se produce para ser vendido por su valor de cambio (exchange value), que es diferente de su valor de uso (use value), y que conceptualmente también es diferente de su valor (value). Para Marx, la fuerza de trabajo no solamente es una mercancía, sino que es la mercancía clave del sistema, porque es precisamente la única capaz de generar valor (plusvalor, plusvalía, surplus value). Era en este sentido que el eslogan del 15M me parecía equivocado, o quizás es que lo que se pretendía enfatizar era la segunda parte “en manos de los banqueros”, y entonces sí que tendría que haber estado de acuerdo, aunque entendiéndolo más como deseo o proyecto que como la constatación de una supuesta realidad. Sigue leyendo Somos o no somos mercancías? Las mercancías ficticias de Karl Polanyi