Archivo de la etiqueta: ciencia ficción

K y la Máquina M. Un relato de antropofagia maquínica

Paisaje maquínico a partir de Andrea Branzi/Archizoom, 1969, No Stop City

K y la Máquina M. Una historia de antropofagia maquínica
Un borrador de relato sci-fi más bien oscurillo

José Pérez de Lama

K había leído de joven El castillo y El proceso. Pero ya no se acuerda tan bien. En alguna de aquellas novelas su medio tocayo Josef perdía la vida tratando de litigar, o algo así, contra la burocracia austrohúngara de principios del siglo pasado. Recuerda la frustración y el sufrimiento psicológico de Josef K, la distancia y prepotencia de los funcionarios. Puede que hasta las dos novelas quedaran inconclusas.

La Máquina M, un siglo después, es mucho más abstracta que el castillo o los tribunales de Kafka. Sus funcionarios son incluso simpáticos y próximos, – salvo en momentos excepcionales. Algunos son mujeres amables, atractivas e inteligentes. K recuerda que hasta hace poco le gustaban las mujeres y fantaseaba con el amor. El padecimiento de K no le parece que sea como el de su tocayo Josef – no es tanto dolor psíquico o desesperación, sino que es como un vacío, como una lejanía extraordinaria de sí mismo, de los otros, del mundo.

M alimenta de diferentes maneras a sus simbiontes. Por eso se le acercan inicialmente. Y poco a poco van descubriendo que a cambio exige cosas, muchas, __ la vieja historia de Fausto. En realidad no hay tantas historias nuevas.

La Máquina M es mucho más abstracta, – pero es más orgánico-digital que mecánica. A veces K la imagina como un entorno ameboide y blando. No opone una resistencia dura, como cuando uno choca contra un muro, o hay una puerta cerrada que impide el paso – sino que más bien lo va envolviendo, como que presiona su cuerpo sin llegar a ser pegajosa, más bien opone una resistencia por rozamiento a cualquier tipo de flujo que no esté codificado en los algoritmos de la propia M. Una resistencia que K es capaz de superar, pero sólo para encontrarse en un nuevo recinto que lo vuelve a abrazar. Es como un ritornelo monótono. Puede que, incluso, al cabo de un largo período tratando de avanzar, pasando de una vacuola a la siguiente, de pronto K se encuentre al principio, o más atrás, __ gastado, desorientado. M es un laberinto blando de geometría en permanente variación; una maravilla de adaptación evolutiva – una adaptación que K intuye que funciona casi en real-time. El forcejeo con las membranas produce en K una melancolía espesa, toneladas de pasiones tristes (de las que reducían la potencia según Spinoza).

K tampoco sabe nunca qué es exactamente lo que debería buscar para tratar de desactivarla, o cuando menos para tratar de desvelar el funcionamiento de M. Tiene la impresión de que los colegas con los que trata de asociarse tampoco lo saben.  K imagina que el secreto de la Máquina M, su sentido, es su propia preservación y ampliación, y la de los simbiontes que la cabalgan o surfean, – que con su acción contribuyen a alimentarla, a hacerla más densa, opaca y resiliente. Tiene la seguridad de que M se extiende o se comunica íntimamente con otras máquinas semejantes: N, O, P, Q… A veces K imagina a M como un laberinto devorador de hombres y mujeres, y de papeles, sillas, pizarras, bicicletas, redes, código, todo lo que se le acerque… Los devora pero no los hace desaparecer, sino que los digiere lentamente, una curiosa exo-digestión, de manera que los convierte en sus múltiples extensiones o factores recomponiéndolos entre sí. Aunque también, la máquina M también opera separando a los que se imaginan a sí mismos que la están atacando. Para eso también son excelentes las vacuolas, la blandura pesada de las membranas. La estrategia del agotamiento, que no de la destrucción.

Cuando K está muy cansado, piensa que M destruye lo que antes se consideraba que era la humanidad (el atributo), y que sólo produce alienación, melancolía, tristeza, impotencia. Pero otras veces, cuando está más lúcido, más bien considera que la máquina no destruye humanos, sino que los produce – un cierto tipo de humanos que son capaces de prosperar en sus ecologías. Unos post-humanos que son herederos del hombre autoritario y organizacional de las décadas de 1940-70. Sujetos gregarios a la vez que individualistas, que obtienen placer de su saber asumir y adaptarse a las reglas complejas y variables de M, que han abandonado valores que consideran anticuados como puedan ser la autonomía, los principios éticos socráticos o kantianos, la Verdad o la Justicia o la Belleza – con sus ridículas mayúsculas. Que tienen una inteligencia antigua a la vez que nueva. Que piensan, trata de imaginarse K, cómo de ridículo sería jugar al Monopoly y ponerse a cuestionar la belleza del tablero, o la virtud de sus principios y reglas. Que consideran a K y a sus congéneres como infrahumanos, el pelotón de los torpes que no saben interpretar la realidad, que viven en un mundo de ilusión bastante vana, idiotas que no son capaces de aprender y entender las reglas del juego – que serían los perdedores en un campeonato de Monopoly, o de parchís, precisamente por ponerse a hacer el panoli, fastidiando de camino a los que sí saben jugar y disfrutan del juego.

Pero hay otra cosa más curiosa aún, piensa K. Que el juego de la máquina M también se juega, sobre todo, en la propia mente y el propio cuerpo de los que se aventuran a acercarse. Y que su imperialismo victorioso se produce no tanto en el juego de las vacuolas más o menos blandas o pesadas y las membranas y el laberinto, – que eso en realidad son fuegos artificiales -, sino que lo que realmente ocurre es que se van imprimiendo patrones en las mentes-cuerpos de sus sujetos, patterns que producen double binds y truquitos del estilo, y que la derrota ineluctable, la rendición, acaba siendo deseada más que impuesta. Quizás incluso no sean simples patterns, sino nuevos órganos-tumores como en aquella película de Cronenberg. Que el desarrollo de estos nuevos órganos, los premios y honores que otorga la Máquina M, se vuelven deseos cada vez más íntimos para los que quizás antaño habían sido rebeldes. Que las derrotas no son como la de Héctor el Troyano, cara a cara en el campo de batalla frente a un enemigo más fuerte o de mayor gracia; sino que son otra cosa; – en la que no hay lugar al heroísmo. Se pregunta K si Sócrates o Montaigne redivivos también hubieran terminado siendo metabolizados por M…

En su zozobra quizás final, la principal objeción que K aún mantiene para entregarse a la líbido avasalladora de M es que no se necesita gracia o areté, como ocurre, por ejemplo, en un juego como el fútbol, sino que más bien conviene renunciar a éstas – como en el “Renuncio a Satanás, a sus pompas y a sus obras” de los catecismos antiguos. Los simbiontes, a medida que se hacen más M-poderosos, van adquiriendo una progresiva grisura verdosa que a K, todavía, le parece próxima a la sordidez. Aunque, claro, grisura y sordidez según los parámetros que habría utilizado alguien tan loco como Don Quijote. Sin duda, debe haber nuevas formas de brillantez y virtud en el mundo de M. Pero K tiene aún dificultades para apreciarlas plenamente. Y los patrones que M lleva ya tiempo imprimiendo en su mente-cuerpo lo están confundiendo cada vez más. Ya no está sino confundido. Le cuesta discernir. Es posible que pronto ya no vaya a ser capaz de acordarse del mundo del que vino. Y quizás entonces podrá descansar y encontrar algo de paz; tal vez eso sea lo que llaman sabiduría… Dormir, quizás soñar…

Save

Save

Save

Save

Save

If you can’t dance, it’s not my algorithm, relato sci-fi sobre ciudades futuras

Un amigo me pidió un escenario sci-fi sobre ciudades del futuro y poder/gobierno algorítmico. El relato debía ser en positivo, propositivo – y se enfrenta uno al abusivamente citado comienzo de Anna Karenina: “todas las familias felices lo son de la misma manera…” Resulta curioso que sea difícil escribir algo interesante en lo que todo va bien y todo el mundo es feliz… Aquí un primer intento. Me tomé la libertad de incluir cariñosamente nombres de algunos amigos y conocidos, medio en broma… Y salió algo un poco gaditano; curioso…


Imagen: Wim Wenders, 1981, Der Stand der Dinge. Fuente: http://www.wim-wenders.com

If you can’t dance, it’s not my algorithm

José Pérez de Lama

Para Flavia P.

Desde algún universo (4+x)dimensional pueden verse todos los tiempos de forma simultánea. Desde allí, Ada García-Sim recuerda aquellas décadas felices de los 40 y 50. En realidad, para much*s, la niñez es siempre un espacio-tiempo feliz, el paraíso perdido que decía el poeta roteño… Dancing to the algorithms of life! Pero ahora, en el recuerdo bastardillo del cuerpo y lo aprendido a posteriori, intuye que aquellos años habían sido un tiempo de mejor-vivir también para los adultos. Quizás. Hasta que dejaron de funcionar los algoritmos de Bateson

De aquellos años recuerda hoy a Tomasita La Niña de los Algo-ritmos. Tomasita la de la Tomasa, que, como su madre, llamaba la atención por su ritmo y su gracia. Gracia como en machines of loving grace, __ porque se decía que Antoñita era hija de Tomasa y de algún espíritu santo, pero tipo constructo de software. Se decía, pero no se le daba demasiada importancia. Había mucho cyborg-hippy en aquellos años… Luego de adultos fueron como los acid-heads del siglo XX: gente pacífica, bondadosa, soñadora, algo artista… la gente de Bateson, que durante un tiempo organizaron el mundo para hacerlo más habitable y amable. Aunque como todas las cosas humanas, aquello duró lo que duró, unas par de décadas. Sigue leyendo If you can’t dance, it’s not my algorithm, relato sci-fi sobre ciudades futuras

Aquí va una lección sobre escritura creativa, de Kurt Vonnegut

Otra traducción, en esta ocasión de un textito de Kurt Vonnegut, escritor muy preferido. Se trata de un texto bastante citado en el que hace algunos comentarios sobre “escritura creativa”. Son bastante conocidos sus diagramas de las historias arquetípicas, pero no había leído el texto completo que acaba con un giro sorprendente, y, siendo Vonnegut, como no, divertido… La parte del principio, me plantea alguna duda si pudiera ser políticamente incorrecta en algún aspecto, pero tratándose de Vonnegut, un radical muy comprometido con su tiempo, no pienso que lo sea. Los que podáis, por supuesto, leedla en el inglés original. Como todos los grandes escritores la manera de usar el lenguaje de Vonnegut es uno de sus principaes atractivos… En la traducción, he tratado de evocarla, aunque…

tumblr_mm7uv2Wr9e1rf67slo1_1280
Wesley Merrit, c. 2013, Vonnegut in space; source: http://debutart.tumblr.com/post/49502590259/kurt-vonnegut-in-space

Aquí va una lección sobre escritura creativa

Kurt Vonnegut, 2005, Here is a lesson in creative writing, en: A man without a country, Bloomsbury, Londres, pp. 23-37; traducción de José Pérez de Lama

Primera regla: No uses puntos y coma. Son hermafroditas travestis que no representan absolutamente nada. Lo único que muestran es que has ido a la universidad.

Y me doy cuenta de que algunos de vosotros puede estar teniendo dificultades para decidir si estoy en broma o no. Por tanto, de ahora en adelante diré cuando estoy bromeando.

Por ejemplo, alístate en la Guardia Nacional o los Marines y enseña democracia. Estoy bromeando.

Estamos a punto de ser atacados por Al Qaeda. Ondead banderas si las tenéis. Esto siempre parece ahuyentarlos. Estoy bromeando.

Si de verdad quieres hacer daño a tus padres, y no tienes las agallas para ser gay, lo menos que puedes hacer es hacerte artista. No estoy bromeando. Las artes no son una manera de ganarse la vida. Son una manera muy humana de hacer la vida más tolerable. Practicar un arte, no importa como de bien o mal, es una manera de hacer crecer tu alma, por todos los cielos (for heavens sake). Cantad en la ducha. Contad historias. Escribid un poema a un amigo, incluso un poema malísimo. Hacedlo tan bien como podáis. Recibiréis una enorme recompensa. Habréis creado algo.

*

Quiero compartir con vosotros una cosa que he aprendido. Lo dibujaré en la pizarra detrás mía para que podáis seguirlo más fácilmente [dibuja una línea vertical en la pizarra]. Este es el eje G-I: buena fortuna (good fortune), mala fortuna (ill fortune). La muerte y la pobreza terrible, la enfermedad, abajo – gran prosperidad, estupenda salud, arriba. El estado medio de las cosas en el centro [señala el extremo inferior, el superior, y la zona media de la línea respectivamente]. Sigue leyendo Aquí va una lección sobre escritura creativa, de Kurt Vonnegut

Fabricación digital personal y comunitaria y ecosistemas productivos. Algunos interrogantes y desafíos

Unas notas que preparé para mi próxima intervención en Labmeeting 2015, encuentro que tendrá lugar en el Medialab Prado. Comentarios sobre laboratorios de fabricación personal y comunitaria… y nuevo modelo productivo; algunos interrogantes y desafíos. Algo pesimista el principio, pero los “desafíos” de generar una cultural productiva “libre” en torno al diseño y la fabricación digital siguen ahí, aunque no se realizaran solos… Eso creo que es lo que quería contar… Lo más interesante, creo, el diagrama y la tercera sección “Ecosistemas de investigación y producción”

2015_ecosystem_01_jpl_web

José Pérez de Lama / Fab Lab Sevilla Universidad de Sevilla
Septiembre de 2015

La Tercera Revolución Digital
Recientemente he asistido a varias reuniones con nuevos equipos municipales en diferentes ciudades para hablar sobre el tema de los fab labs. Uno de los argumentos recurrentes es el de la llamada tercera revolución digital y su hipotética aportación al desarrollo de un nuevo modelo productivo, a la creación de empleo, etc. Este discurso, sin embargo, está en el límite de convertirse en lo que los estadounidenses llaman un shibboleth – una palabra o expresión de un partido, secta o creencia, generalmente considerada por otros vacía de significado real. En este caso, incluso por algunos de los propios implicados en el movimiento… Quizás sea impaciencia, o falta de adecuación entre lo que realmente está ocurriendo y lo que algunos esperábamos. Sigue leyendo Fabricación digital personal y comunitaria y ecosistemas productivos. Algunos interrogantes y desafíos

Prototipos de espacios públicos “cyborg”, por hackitectura.net 2003-2010

Entre 2000 y 2012, aproximadamente, el grupo hackitectura.net produjo una serie de prototipos de nuevos espacios públicos conectados con los que se proponía explorar nuevos territorios emergentes que pensábamos que estaban apareciendo en el encuentro de los lugares tradicionales, el espacio de los flujos digitales y las nuevas formas de interacción social [diagrama inferior]… La aproximación de hackitectura.net y colaboradores siempre intentó trabajar desde la perspectiva de los movimientos sociales, y el uso de tecnologías libres. Hago aquí una breve recopilación, pensando en que quizás haya llegado el momento de volver a retomar estos experimentos en el nuevo contexto político…

00_01_territoriociborg_g600

Prototipos de espacios públicos “cyborg”, por hackitectura.net 2003-2012

Texto: José Pérez de Lama

El “core” de hackitectura.net durante estos años estuvo compuesto por Sergio Moreno, José Pérez de Lama, aka osfa , y Pablo de Soto. Desde aprox. 2007 los proyectos se llevaron a cabo administrativamente a través de wwb sociedad cooperativa andaluza. Una característica de todos los proyectos fue su producción en amplias redes colaborativas – algunos de los principales colaboradores se irán mencionando en las sucesivas fichas.

El hilo “conductor” entre los diferentes proyectos fue la exploración de lo que entonces llamábamos “territorio cyborg”, que suponíamos generado en la composición o “agenciamiento” del territorio tradicional, las redes digitales y las nuevas formaciones sociales emergentes inspiradas en el software y la cultura libres. Durante la década de trabajo se produjo la acumulación de herramientas e incluso infraestructuras digitales de carácter libre / flos. Siguen unas breves fichas de los principales prototipos experimentados. Sigue leyendo Prototipos de espacios públicos “cyborg”, por hackitectura.net 2003-2010

#AllPowerToThePeople. Ciudad, energía, sostenibilidad, commons

Segunda entrega de la serie sobre ciudad y elecciones municipales: convergencia de Internet y redes distribuidas de producción de energías renovables, cooperativas de servicios públicos, +++

2014_tir_01
Imagen 01: Diagrama de los 5 pilares de la Tercera Revolución Industrial según Jeremy Rifkin (2011). Haz click en la imagen para verla más grande.

#AllPowerToThePeople. Ciudad, energía, sostenibilidad y commons

José Pérez de Lama, 30.12.2014 / v 0.1

Well I think it’s fine, building jumbo planes.
Or taking a ride on a cosmic train.
Switch on summer from a slot machine.
Just get what you want to if you want, ‘cause you can get anything.

I know we’ve come a long way,
We’re changing day to day,
But tell me, where do the children play?

Cat Stevens, hacia 1970 [1] (http://youtu.be/NXxcMw5PTDg)

All Power to the People! Esta expresión es un clásico del final de las reuniones de militantes de izquierda en los EU – al menos de las que yo frecuentaba en Los Ángeles, California, en la onda de la alterglobalización hacia el año 2000. Obviamente en aquellos contextos significaba “Todo el poder para el pueblo” (o para la gente). Además de esa ambivalencia entre pueblo y gente (people), hay otra ambivalencia semántica entre power como poder y power como energía – como en energía eléctrica; ambivalencia que hace que hoy #PowerToThePeople sea un lema que se use también para defender la idea de la producción distribuida, p2p, de la energía –; distribuida como la producción distribuida de la información en Internet, frente a su producción centralizada por parte de grande empresas oligopolísticas a la que estamos acostumbrados desde hace décadas; – como habíamos estado acostumbrados al monopolio de la información por parte de la prensa y la tv, hasta finales del siglo 20. Producción distribuida con energías renovables, el sol que luce igual para todos, el viento, etc.

En mi opinión la mejor articulación técnica de este planteamiento es la que hacen Jeremy Rifkin y con algunas variaciones Vicente Guallart [2]. En ambos casos se plantea la convergencia del sistema socio-técnico de Internet y de las redes en general, con la generalización de la producción, o mejor expresado, captación de energías renovables, y con paradigmas quizás más añejos – pero no por ello menos relevantes – como los de la arquitectura bioclimática, la bioconstrucción, la permacultura y los estudios sobre ecosistemas y metabolismo natural. Según explica Rifkin en su libro de 2011, – aunque había venido desarrollándolo desde años antes [3] -, las sucesivas convergencias de nuevos sistemas producción de energía con nuevos sistemas de comunicación y transporte son la que habían dado lugar a las sucesivas revoluciones industriales – y económicas -, la primera del carbón, el ferrocarril, el telégrafo y la prensa; la siguiente del petróleo, el automóvil y la televisión; y la actual la Tercera Revolución Industrial, TIR, según la nomenclatura rifkiniana, que se caracterizará por la convergencia de energías renovables e Internet. En la visión optimista de Rifkin, está en manos de la sociedad la posibilidad de construir esta Tercera Revolución Industrial de manera que de lugar a un nuevo ciclo económico que se fundamentaría en el desarrollo y la construcción de las nuevas infraestructuras, – apoyadas en nuevos modelos de educación, nuevas profesiones, una nueva empresarialidad, nuevos empleos, etc. que hagan posible esta gran transformación. Sigue leyendo #AllPowerToThePeople. Ciudad, energía, sostenibilidad, commons

13++ propuestas profanas sobre economía municipal…

20141115_mesa_ganemos_sevilla
Compañer*s y mesa de Ganemos Sevilla para difusión y recogida de firmas esta mañana [15.11.2014] en Bellavista, Sevilla

Por José Pérez de Lama, perito en lunas [de escaparate]

13++ propuestas profanas sobre economía municipal / v1.1

Mientras mis colegas expertos en economía meditan, me permito avanzar algunas ideas simples sobre economía municipal de cara a estas elecciones que vienen, para los compas de @GanemosSevilla y/o @PodemosSevilla… Me gusta lo de “profanos” porque es lo que nos llamaron últimamente en un órgano institucional en el que estamos representando a la gente, por atrevernos a plantear algunas preguntas sobre presupuestos…

Aquí van… Se aceptan, o más bien se piden, correcciones de los peritos en la materia, faltaría más…

[1]  Austeridad republicana (que dijo algún compa, frente a la austeridad austericida): ahorro en gastos superfluos, sueldos de cargos y otros asuntos de menor urgencia, para dedicar los recursos a los servicios públicos.

[2] Defensa y prioridad de los servicios públicos.

[3] Defensa del empleo público y de los derechos laborales de los empleados públicos – y de tod*s los trabajadores y trabajadoras, claro.

[4] Rendición de cuentas: Transparencia y claridad de los presupuestos -ingresos, inversiones y gastos-; en formato open data, en tiempo real, accesible a la ciudadanía y con la claridad necesaria para que cualquier ciudadano pueda comprenderla (el modelo que defienden Yagüe aka @hackbogado /  X / OpenKratio, en el que un viejecito puede andar en sus ratos libres consultando los movimientos de las 80 !!! – me parece que Yagüe dixit – cuentas corrientes del Ayuntamiento de Sevilla).

[5] Presupuesto participativo, en porcentajes del presupuesto no testimoniales. Toma de decisiones democrática y participativa sobre la estrategia presupuestaria.

[6] Auditoría del presupuesto municipal y de la información económico-financiera de las empresas en las que el ayuntamiento tiene algún porcentaje de participación en su capital o ejerce un control económico-financiero efectivo… Y también, auditoría de la deuda, según viene proponiendo al menos desde 2011 múltiples colectivos para la auditoría ciudadana de la deuda [nota 1], así como economistas y organizaciones políticas varias, como es bien sabido.

[7] Eliminación, o al menos reducción drástica en el número, y transparencia en las contrataciones, de cargos de libre designación – y en sus retribuciones – ; en el caso de que los hubiera.

[8] Moderación o austeridad y transparencia en los sueldos, y otros beneficios, de representantes políticos y altos cargos, y en especial en las dietas y posibles formas complementarias de retribución.

[9] Informe anual del número de empleados públicos de carrera, de cargos políticos y de cargos de libre designación, así como de sus retribuciones anuales y de la funciones que desempeñan en la administración.

[10] Inversiones sostenibles y equitativamente distribuidas entre barrios.

[11] Transparencia en las contrataciones de empresas y en las adjudicaciones de obras públicas, y estudio detallado de los proyectos y obras, – para que no ocurra lo que ha pasado con casos como Las Setas o, creo que, el Palacio de Congresos, cuyos presupuestos de ejecución se multiplicaron por 2, por 10 o ¿fue por 50? respecto de los presupuestos iniciales.

[12] Migración progresiva del software de la administración y oficinas públicas a software libre y de código abierto (open source).

[13] Reducción a la mínima expresión el parque de coches oficiales, aunque en realidad preferiría sustituirlos por bicis oficiales – que podrán ser eléctricas y con side-car, pero recargadas con energías renovables… Esta última parte del punto quizás sea de broma, pero me gusta más el número 13 que el 12…

Y de propina… seguiremos añadiendo… aunque empiezan a ser cosas que es necesario decir más precisamente como se van a implementar…

[+1] Impulsar el desarrollo de la economía local respetando el ecosistema, coadyuvar a las economías sociales, facilitar la creación de empresas reduciendo las gestiones administrativas… en definitiva propiciar el desarrollo económico sostenible.

#notasyreferencias

[nota 1] : Gardrey, J. “¿Hay que pagar realmente toda la deuda?”. Le Monde Diplomatique, octubre 2014.

#agradecimientos

A Teresa Duarte por la lectura, comentario, referencias y correcciones. Las posibles incorrecciones o errores que aún permanezcan siguen siendo en cualquier caso responsabilidad del autor y/o de su cabezonería…