Archivo de la categoría: Modelo económico

Ciclos: vida, ecosistemas, fiesta, capital, cibernética … y algunas ideas sobre “economía circular”

Botticelli-primavera_recorte
S. Boticelli, 1482, Primavera (detalle); fuente: https://en.wikipedia.org (recorte inspirado por: https://copperbeechschool.com)

Algunas divagaciones sobre ciclos

Pueden apreciarse dos maneras de ver la forma en que se despliegan la vida y el mundo, la una lineal, la de la irreversibilidad, la de la Historia, y la otra cíclica, la de ciertas aproximaciones de la mentalidad mítica, pero también de la ecología, los estudios de los diversos metabolismos – biológicos o urbanos – o incluso de la economía y la cibernética…

Últimamente ando fascinado con esto de los ciclos. No se exactamente por qué, aunque en parte sin duda por cosas relacionadas con el llamado metabolismo urbano. También por la circulación del capital y por la cibernética… Haré entonces algunas divagaciones sobre esto, para luego comentar sobre el nuevo movimiento que se ha dado el nombre de economía circular.

Quizás de las primeras veces que me interesé por estas cosas fue una época en que leía sobre la mentalidad mítica – en particular a Mircea Eliade. Leo últimamente, – Graeber, creo recordar -, que en antropología su pensamiento se considera superado, o que ya no está de actualidad – pero nunca me afectaron demasiado esos juicios. La vida, en muchos aspectos tiene  que ver con ciclos: día-noche (estar despierto y dormir-quizás-soñar y la repetición cotidiana de nuestras actividades), la luna y las estrellas, destacadamente las estaciones – con el renacimiento anual de la vegetación -,  etc [0].; ciclo del agua (evaporación, lluvia, fertilización de la tierra, plantas y animales, ríos, océanos…), que la Permacultura, uno de los saberes de referencia para mí, toma como paradigma… También podemos ver la vida de una persona como repetición en cierto modo de la de sus padres – nacimiento, juventud, procreación, madurez, ancianidad y muerte, – para que la siguiente generación pueda volver a empezar… La fertilidad de las mujeres, el ritmo-repetición de las comidas, el descanso semanal… Los antiguos, con sus mitos y ritos, construyeron el sentido de la vida en torno a este eterno retorno; las fiestas, para los acontecimientos singulares como el nacimiento, las bodas, la muerte, y con motivo de los momentos especiales como el verano y el invierno (solsticios, cosechas) o la primavera (el nuevo comienzo de la vida…). – Meto aquí una digresión dentro de la divagación: la mentalidad dominante actual, algo simplona-positivista, con su incapacidad de conectar con estos aspectos más intemporales de las fiestas tradicionales, creo que se pierde mucho… o incluso nos está haciendo perder mucho a todos… Para pensadores como Eliade, efectivamente, las fiestas eran, entre otras cosas, una manera de dar sentido al mundo, a la muerte, a las relaciones entre cultura y naturaleza, que no parece que hayan sido superadas por la tv, el productivismo o el consumismo… Ni me parece a mí que tampoco por el laicismo más o menos socialista… [1] Sigue leyendo Ciclos: vida, ecosistemas, fiesta, capital, cibernética … y algunas ideas sobre “economía circular”

El Plan De Estabilización De 1959 No Creó Las Bases De La Democracia

lefebvre1973-720
Lucio Fontana, , 1966, ‘Concetto spaziale, Attese’. Fundación Lucio Fontana SIAE. Fuente: http://belengache.net/caramelosdevioletas/wp-content/uploads/fontana1.jpg

David Patiño

Una de las ideas más extendidas sobre nuestra historia reciente es la importancia vital que supuso el Plan de Estabilización del 59 del siglo pasado. Un grupo de jóvenes técnicos, dirigidos por Fuentes Quintana, desarrollaron un plan para modernizar y liberalizar la economía española y sacarla del colapso al que la autarquía y la inflación la habían llevado. Los resultados fueron espectaculares, poniendo las bases del desarrollismo con que se inició la década de los 60 que generaron una España próspera y de clase media y al que algunos analistas se refirieron como “milagro económico español”. Los profundos cambios sociológicos que provocó, posibilitarán la llegada de la democracia un par de décadas después. Este relato de los hechos, ha sido asumido, siquiera de modo tácito, incluso por las élites intelectuales de la izquierda. En esta breve entrada pretendo mostrar algunas razones por las que pienso que es totalmente falso y que en el fondo, es la forma más elaborada, por su factibilidad, de revisionismo franquista.

Uno de los aspectos que hace creíble esta visión se asemeja a una situación ampliamente debatida por los economistas que han estudiado la convergencia de economías. Buena parte de los estudios que la “demuestran” adolecen de un sesgo de selección. En realidad, parten de un grupo de éxito como la OCDE, y siguen su evolución histórica… hacia atrás. Al seleccionar el éxito se pone las bases de lo que se quiere demostrar. En el relato oficial, se parte de un éxito, la democracia española plenamente consolidada, y se buscan sus “causas históricas” que se encuentran en el Plan de Estabilización. Además, la estrategia que permite enlazar los dos acontecimientos históricos consigue a la vez romper lazos con acontecimientos anteriores a aquél, haciendo de una especie de tapón de la historia. Sigue leyendo El Plan De Estabilización De 1959 No Creó Las Bases De La Democracia

Reflexiones sobre fab labs y nuevo modelo productivo

Publicado en LABlog 30/11/2015

José Pérez de Lama

Notas escritas a partir de la mesa redonda “Tecnologías y nuevos modelos productivos”, que contó con la participación de Cesáreo González Álvarez, Fab Lab León; César García Sáez, Makespace Madrid y David Pello, fabLAB Asturias, LABoral, Gijón y la moderación del autor de estas líneas, en el marco del “WinterLAB. Encuentro sobre comunidad y uso crítico de la tecnología”, celebrado en noviembre de 2015 en LABoral, Gijón.

Promesas y realidad de la cultura fabber/maker
En medios políticos y sociales, y con motivo de la grave crisis que atravesamos, es un lugar común el de la necesidad de desarrollar un nuevo modelo productivo en el Estado Español que supere la excesiva dependencia de las últimas décadas respecto del “ladrillo”, – hundido tale vez para mucho tiempo, y para bien, tras la “burbuja” -, el turismo y, quizás habría que añadir, el sector financiero. Dos / tres áreas o aproximaciones son las que se mencionan habitualmente para el desarrollo de este “nuevo modelo productivo”: una la relacionada con el conocimiento y las tecnologías en general y a través de ellas la reconstrucción del sector industrial/productivo en torno a actividades con “mayor valor añadido”, otra la de las energías renovables y la ecología, y una tercera, finalmente, la de los cuidados (ésta última mencionada al menos por algunos sectores) [1].

En este contexto, creo, es en el que se sitúa uno de los principales motivos de interés por los fab labs. Existen, no obstante, dudas razonables sobre la posible aportación real a un cambio de modelo productivo, o sobre la forma que la virtual aportación de los fab labs pudiera tomar. Escribía hace poco para el encuentro LabMeetings celebrado en el Medialab Prado de Madrid el pasado octubre:

“La Tercera Revolución Digital: Recientemente he asistido a varias reuniones con nuevos equipos municipales en diferentes ciudades para hablar sobre el tema de los fab labs. Uno de los argumentos recurrentes es el de la llamada tercera revolución digital y su hipotética aportación al desarrollo de un nuevo modelo productivo, a la creación de empleo, etc. Este discurso, sin embargo, está en el límite de convertirse en lo que los estadounidenses llaman un shibboleth – una palabra o expresión de un partido, secta o creencia, generalmente considerada por otros vacía de significado real…” Sigue leyendo Reflexiones sobre fab labs y nuevo modelo productivo

Valor añadido y nuevo modelo productivo

Muchos discursos sobre impulso de un nuevo modelo productivo y actividades que aporten mayor valor añadido, que no se si me equivoco, pero me parecen poco más que lugares comunes. De vueltas con Marx y El Capital, rememoro sus conceptos de plusvalía (valor añadido) absoluta y relativa, y hago algunos comentarios a partir de aquellas ideas… Como siempre, aproximaciones profanas para ver si los amigos economistas me iluminan sobre el asunto…

walle2_720
Imagen: Wall-e en las ruinas del planeta del futuro; protagonista de la película del mismo nombre, Andrew Stanton (director), 2008

Valor añadido y nuevo modelo productivo

José Pérez de Lama

En los últimos meses se ha convertido en un mantra entre nuestros queridos políticos, los queridos de verdad y los “menos queridos”, decir que van a promover un cambio del modelo productivo hacia actividades generadoras de mayor valor añadido. El cómo piensan hacerlo ya es otra cosa, y habitualmente lo que dicen no pasa de generalidades bastante vagas. Me da la impresión, y ojalá esté equivocado, que no tienen mucha idea de qué están hablando; o que tienen más o menos la misma idea que yo, que soy un total aficionado…

Me atrevo una vez más a escribir unas reflexiones-preguntas sobre este nuevo asunto, – preguntas que dirijo a mis amigos economistas como siempre… o a algún experto en políticas públicas que ande por “la sala”.

Aunque se que es un modelo algo antiguo tomaré como base de estos comentarios la discusión del valor añadido, de la plusvalía, desarrollada por Marx en El Capital, libro primero. Como sugiere David Harvey, la tomo como un modelo en el sentido científico del término, esto es, algo que no pretende dar cuenta de forma exhaustiva o total de la realidad, sino simplemente explicar ciertos aspectos de ésta de manera consistente y dentro de ciertos límites, permitiendo su uso, el del modelo, para la interpretación e incluso la intervención sobre procesos reales; – más o menos.

El plusvalor o plusvalía para Marx sería el valor nuevo, adicional, resultante de un proceso de producción; es decir, la diferencia entre el valor de los elementos empleados en el proceso – inversión en capital fijo y salarios – y el valor total del producto resultante. El capital fijo , lógicamente se descompone en partes diferentes (maquinaria, materias primas, costes financieros, renta…), pero de momento no entraremos ahí. Sigue leyendo Valor añadido y nuevo modelo productivo

Locura Suicida

6359_3
Imagen: Chris Burden crucificado en un escarabajo. Performance de 1974.
Imagen de http://jalopnik.com/360541/performance-art-and-the-automobile-chris-burden-crucifed-on-beetle-1974

David Patiño Rodríguez
(Los suicidas están en el extremo inferior de la distribución de la felicidad)

La sociedad ha creado diversas percepciones sobre los suicidas. Todas relacionadas pero con matices que aportan detalles sobre las posibles motivaciones del que atenta contra sí mismo. Todas estas imágenes comparten algo en común: establecen una línea entre la normalidad y la anormalidad y sitúan al suicida dentro de la anormalidad, lo extraño y fuera de cualquier lógica.

Desde las religiones se ha criminalizado al suicida considerándolo un asesino de sí mismo. Su crimen es la cobardía pues es alguien que se rinde frente a las adversidades. Como resultado a la tragedia que sufre una persona que le lleva a acabar con su vida, se le añade la condenación en la eternidad. El suicida de este modo, sufre una doble condena a muerte, la que se aplica a sí mismo y la que le aplica la sociedad.

La sociedad también concibe a los suicidas como inadaptados sociales. Personas que no son capaces de desarrollar su vida en sociedad de manera plena. Al no poder mantener vidas normales, deciden acabar con ellas.
Pero la visión más extendida es la de que son personas enfermas. Tendemos a asociar el suicidio a la enfermedad mental, dado que no aceptamos que una persona en su sano juicio pueda atentar contra sí misma. Posiblemente, esta tercera visión es la que traza una mayor barrera entre nosotros y los suicidas. Es una idea que nos protege al alejarnos del problema. Ni nosotros ni nuestros familiares debemos temer ser víctimas de un suicidio porque no estamos enfermos y si alguien de nuestro entorno lo estuviera, sería relativamente fácil detectar que está en peligro pues entendemos que la enfermedad mental es fácil de detectar. Sigue leyendo Locura Suicida

La Desprotección Social Mata también en España*


Barbara Kruger, “You are the perfect crime”, 1980.

Teresa Duarte

Post publicado en eldiario.es 16/03/2015

Los suicidios representan un problema social que aunque ha sido históricamente invisibilizado a la opinión pública, es de gran importancia para la salud mundial. Su prevención es un tema prioritario para la Organización Mundial de la Salud (OMS) y los sistemas de salud nacionales.

Los datos oficiales de España, publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE), indican que el número de suicidios ha experimentado una tasa creciente en los tres últimos años y que en 2013 se alcanzó el mayor número de los últimos catorce años. Una evolución preocupante, sobre todo si se tiene presente que estos datos están subestimados debido a las limitaciones de las estadísticas nacionales e internacionales para registrar casos de suicidios consumados. Así, mientras que según el INE en 2010 se produjeron 2.485 suicidios, el Instituto de Medicina Legal eleva la cifra a 2.930.

En el año 2013 fallecieron 3.870 personas por suicidio (2.911 hombres y 959 mujeres), situándose de nuevo como la principal causa externa de muerte, por delante de los accidentes de tráfico. Eso representa una tasa de suicidio de 8,3 por cada 100.000 personas (12,7 en los hombres y 4,1 en las mujeres).

Es necesario visibilizar las cifras de suicidios y el aumento de enfermedades mentales y ponerlas en relación con la crisis económica y el cambio de modelo social.

Hasta que se agravó la crisis en 2008 creíamos que nuestro modelo social era el adecuado, con un nivel suficiente de protección. Sin embargo, los datos y análisis realizados indican todo lo contrario. Durante el pasado siglo se construyó un modelo de protección basado en dos pilares fundamentales: i) los seguros sociales y ii) la limitación legal del capitalismo a través del derecho del trabajo. Sigue leyendo La Desprotección Social Mata también en España*

Lógica Mentirosa II

Escena de la película Tiempos Modernos. 1936. Dirigida y protagonizada por Charles Chaplin (en la imagen)

David Patiño Rodríguez

Os traigo la 2ª entrega de esta serie. Como en la primera indico ideas que el poder ha empleado para conseguir hacer pasar por aceptables, regulaciones que no habrían podido haber sido aceptadas de otro modo. El truco está en aprovechar una apariencia lógica o ampararse en situaciones no del todo ciertas. El objetivo es justificar el establecimiento de relaciones laborales que dejen totalmente desprotegidos a los trabajadores.

En esta ocasión analizo la idea de que eliminando los derechos laborales se incrementa la productividad. El razonamiento es más o menos así: si un trabajador tiene garantizado la estabilidad en el empleo, a través de una legislación que impida o dificulte los despidos, se apoltrona y su productividad cae. Por el contrario, si sabe que el empresario lo podrá despedir cuando desee, tendrá un fuerte incentivo a trabajar muy duro para elevar su productividad y que el empresario no tenga incentivos para despedirlo. El argumento da por hecho que los trabajadores tienen tendencia a la pereza y ha sido repetido hasta la saciedad, lo cual ha generado su interiorización. Hace unas semanas, uno de mis alumnos contó una anécdota en clase que resume perfectamente cómo ha operado la idea. El estudiante nos relató la situación de un familiar que tenía un contrato en precario en unos grandes almacenes especializados en vender material deportivo. Para conseguir la renovación del contrato, el protagonista de la historia y sus compañeros tenían que trabajar muy duro y supuestamente, el método daba buenos resultados. El ejemplo me hizo pensar porque incluye las claves fundamentales para desentrañar la falsedad del argumento.

Por supuesto que el ejemplo es totalmente lógico y todos lo vemos plausible. De hecho, es muy probable, debido al proceso de precarización que ha sufrido nuestro mercado laboral, que conozcamos situaciones similares. Como es tan lógico se han encargado de generalizar el razonamiento y de decirnos que el efecto va a ser el mismo en todos los sectores y empleos. Sigue leyendo Lógica Mentirosa II

Fracaso Del Actual Modelo Empresarial. Repensando Un Modelo… Utopía Realista [*]

Erki Kasements, “Life File”, The Hypnotist Collector – Arte Contemporáneo Estonio [**]

Teresa Duarte

Desde que estallara una de las mayores estafas contables, como fue el caso Enron [1], los organismos emisores de normas contables y sobre auditoría han trabajado en su perfeccionamiento y, sin embargo, los casos de fraude contable proliferan por doquier (en España en los últimos años: Nueva Rumasa, Pescanova, Gowex, Carbure…) ¿Por qué a pesar del endurecimiento de las normas contables, de las normas de auditorías y de las supervisiones [2] la fiabilidad de la información económico-financiera no ha mejorado? Pues bien, voy a exponer de forma sucinta las distintas variables que han incidido en mayor o menor medida a este hecho:

1.- La formación económica recibida y por tanto la historia sobre la que se crea nuestros conocimientos y saberes están basados casi exclusivamente en la “Economía de Mercado”, concretamente las economías estudiadas -keynesiana y neoclásica- se basan en modelos teóricos que quieren hacer de la economía una ciencia matemática. Domínguez [3] señala que existe una corriente ortodoxa e inamovible en el sistema educativo que imposibilita cualquier enseñanza alternativa de la economía, aunque no estoy totalmente de acuerdo con él porque siguen existiendo profesores en nuestras universidades que abogan por la formación prural incluyendo en sus proyectos docentes modelos económicos sociales.

2.- El capitalismo, que ha funcionado como una máquina perfecta para el poder, ha empleado su influencia de tal forma que cualquier escenario posible les favoreciera hasta ahora… la educación, los economistas, los políticos todos dispuestos según sus intereses. En este sentido, muchos economistas y sus teorías neoliberales han puesto a la economía al servicio de capital. Como dice Juan Laborda [4] este hecho se remonta a Milton Friedman (1970) que sostenía que “solo hay una responsabilidad social de las empresas, utilizar sus recursos y participar en actividades diseñadas para aumentar sus ganancias…” es decir maximizar la rentabilidad de los accionistas, que son los únicos inversores que reconoce como legítimos el capitalismo.

3.- En el momento en que maximizar la rentabilidad del accionista se convierte en un principio elemental y única responsabilidad social de una empresa, como si se tratara de una religión dice Domínguez [5], entra en juego la teoría de la agencia y las normas relativas al Gobierno Corporativo [6] cuyo único fin es proteger los intereses de los accionistas frente a los intereses de los administradores. Sigue leyendo Fracaso Del Actual Modelo Empresarial. Repensando Un Modelo… Utopía Realista [*]