Deseo de parecerse a David Hume

Imagen: Plano de proyecto de la New Town de Edimburgo, James Craig, 1768. Alli, en la calle St, David, se hizo una casa David Hume, en la que vivió durante la última etapa de su vida. Fuente: https://en.wikipedia.org/wiki/New_Town,_Edinburgh _ Para arquitectxs: entre los amigos de Hume se contaba el arquitecto neoclásico Robert Adam, a quien también se considera miembro de la Ilustración Escocesa.

____

Deseo de parecerse a David Hume…

Let no Quarter be given, but to those of sound Understandings and delicate Affections; and these Characters, ‘tis to be presum’d, we shall always find inseparable. David Hume, 1742, Of Essay-Writing —-(No demos cuartel, sino a aquellos de buen entendimiento y delicados afectos; y estos caracteres, tenemos que presumir, siempre habremos de encontrarlos juntos).

José Pérez de Lama

Leí algunas cosas sobre David Hume (1711-1776), de su obra, su vida y su muerte, y comencé a pensarlo como un gran modelo humano al que aspirar a parecerse —- o parecerme, más que nada como ideal u horizonte: inteligente, dedicado al pensamiento y la literatura, amable y en apariencia, según unos y otros, moderadamente contento con su vida.

Por situar un poco más la figura: estos días, empiezo a leer con entusiasmo – a ver cuánto dura – una introducción a la filosofía de David Hume (Garrett, 2015, Hume). En la introducción el autor afirma que Hume suele ser considerado como el más importante filósofo en lengua inglesa, y también, en ocasiones, como uno de los cuatro principales filósofos de la historia, – con Platón, Aristóteles y Kant. Supongo que en cuanto a esto habrá múltiples opiniones, claro, pero a mi me sirve de una cierta referencia acerca de su importancia.

Continuando con la intro del Garrett, ésta atribuye parte de la importancia de Hume a ser uno de los filósofos que participa en la elaboración de las bases de las siguientes orientaciones filosóficas:

* Empirismo —- el intento de permitir que la observación dicte el contenido de la teorización, en lugar de permitir que la teorización previa dicte la interpretación de las observaciones (empirismo metodológico) y de trazar el significado de todos los conceptos a un origen en la experiencia (empirismo de los conceptos).

* Naturalismo —- la búsqueda de explicaciones sin invocar entidades (tales como deidades, o entidades universales o abstractas), propiedades (tales como valores o significados básicos explicatorios) o acontecimientos (tales como milagros o actos incausados de libre voluntad) que estén fuera del alcance de las leyes naturales o de la investigación científica de la naturaleza.

* Escepticismo —- duda o disminución de la creencia; la recomendación de la duda o disminución de la creencia; o negar o minimizar el mérito epistémico de la creencia (esto es, del valor derivado de la verdad o la probabilidad de verdad procedente de la creencia).

Las definiciones son las del libro que cito traducidas para la ocasión.

Deleuze también tiene un libro sobre Hume (Empirismo y subjetividad), lo que para mí, es una buena señal. Por lo poco que se aún, encuentro muchos rasgos de Hume en Deleuze, a quien conozco mejor. Cabe recordar que hasta los 50 años o así, Deleuze fundamentalmente escribió libros con su interpretación de los filósofos y pensadores que contribuyeron a construir su pensamiento (más o menos por este orden cronológico: el propio Hume, Nietsche, Kant, Proust, Bergson, Spinoza… más tarde, Kafka, Francis Bacon… Foucault, Leibniz…)

____

Mi atracción hacia Hume, en cualquier caso, viene de diversas lecturas anteriores. Primero de un libro titulado Gente peligrosa (Blom, 2012), que cuenta la historia de lo que su autor llama la Ilustración radical, fundamentalmente en París, pero es que por allí apareció durante algunos años Hume, siendo muy querido y admirado por Diderot y compañía. La otra lectura es un libro del que ya comenté en este blog, que narra la amistad intelectual entre Hume y Adam Smith, que fueron los dos personajes más destacados de lo que se llama la Ilustración Escocesa (Rasumussen, 2017, The Infidel and the Professor…). El hecho de que una ciudad, o región poco central y relativamente pequeña, – Edimburgo y Glasgow – se constituyera en un foco de gran importancia en la civilización por venir no deja de maravillarme y complacer mi escepticismo acerca de las súper-metrópolis. Es otra de las razones de mi admiración y cariño por Hume, ¡claro! En este segundo libro fue donde leí por primera vez la carta que Adam Smith escribe al editor de Hume inmediatamente tras su muerte, carta en la que describe a su amigo. Es esta descripción, más que la obra de Hume que aún conozco muy poco o casi nada, la que me hace pensar en que se trataba de una persona digna de ser tomada como modelo…

Otro gran personaje de la tribu epicúrea tal vez pudiera decirse…

Reproduzco aquí algunos fragmentos, de los que como trato de hacer mi propia traducción. La versión original en inglés es especialmente bonita; se adjunta al final junto con las diversas referencias usadas. Smith concluye la carta en que habla de su amigo diciendo que siempre había considerado que Hume se aproximaba a la idea de hombre sabio y virtuoso tanto como la fragilidad de lo humano pudiera llegar a permitir… ¡Un buen amigo!

________

CARTA DE ADAM SMITH, LL.D.
A WILLIAM STRAHAN, ESQ.
Kirkaldy, Fifeshire, 9 de nov. de 1776

Estimado Señor:

Con gran placer, aunque verdaderamente melancólico, me siento para darle cuenta del comportamiento de nuestro excelente amigo, Mr Hume, durante su enfermedad final. […]

Aunque Mr Hume hablara con jovialidad de la disolución a la que se aproximaba, nunca afectó hacer una exhibición de su magnanimidad. Nunca mencionaba el tema salvo cuando la conversación naturalmente llevaba a ello, y nunca se extendió sobre la cuestión más de lo que la conversación hiciera necesario: era un asunto que en efecto salía con bastante frecuencia, como consecuencia de las preguntas que sus amigos, que venían a verle, hacían naturalmente a cuenta de su estado de salud. […]

Así murió nuestro más excelente amigo a quien nunca olvidaremos: acerca de sus opiniones filosóficas, los hombres, no cabe duda, juzgarán de manera diversa, cada cual alabándolas o condenándolas, según puedan coincidir o diferir de las suyas; acerca de su carácter y su conducta, sin embargo, habrá muy escasas diferencias de opinión. Su temperamento, en efecto, parecía el más felizmente equilibrado, si se me permite la expresión, de entre todos los hombres que uno haya nunca conocido.

Incluso en los más desafortunados momentos de su vida, su gran y esencial frugalidad nunca le impidieron ejercer, en las ocasiones apropiadas, actos de caridad y generosidad. Era una frugalidad que no se basaba en la avaricia sino en el amor por la independencia. La extrema gentileza de su naturaleza nunca debilitó ni la firmeza de su mente ni la solidez de sus resoluciones. Su constante amabilidad era la genuina efusión de la bondad y el buen humor, atemperada por la delicadeza y la modestia, y sin el menor rastro de malignidad, que con tanta frecuencia es la desagradable fuente de lo que suele llamarse ingeniosidad en otros hombres. Sus bromas nunca pretendían mortificar; y así, lejos de ofender, raramente dejaban de agradar y divertir, incluso a aquellos que eran objeto de ellas.

Para sus amigos, que eran frecuentemente el objeto de sus bromas, no había quizás ninguna otra de sus grandes y amistosas cualidades que contribuyera a hacer más querida su conversación. Y esa alegre animación de su carácter, tan agradable en sociedad, pero que tan a menudo está acompañada de cualidades frívolas y superficiales, en él se encontraba asistida por la más sobria corrección, el más extenso conocimiento, la mayor profundidad de pensamiento y una gran capacidad en todos los sentidos.

En resumen, siempre he considerado que Mr Hume, tanto durante su vida como después su muerte, se aproximaba a la idea de un hombre perfectamente sabio y virtuoso, tanto, quizás, como la fragilidad de la naturaleza humana pueda llegar a permitir.

____

Nota: Cabe añadir como detalle informativo, que en un tiempo aún muy religioso Hume ejerció activamente durante su vida como ateo o agnóstico y que existía una gran curiosidad entre sus críticos por saber cómo se enfrentaría a la muerte. Según cuentan sus biógrafos, la carta de su amigo Adam Smith trataba, entre otras cosas, de responder a esta curiosidad. Sigue la versión original en inglés.

________

LETTER FROM ADAM SMITH, LL.D.
TO WILLIAM STRAHAN, ESQ.
Kirkaldy, Fifeshire, Nov. 9. 1776

Dear Sir,

It is with a real, though a very melancholy, pleasure that l sit down to give you some account of the behaviour of our late excellent friend, Mr. Hume, during his last illness. […]

But, though Mr. Hume always talked of his approaching dissolution with great cheerfulness, he never affected to make any parade of his magnanimity. He never mentioned the subject but when the conversation naturally led to it, and never dwelt longer upon it than the course of the conversation happened to require: it was a subject indeed which occurred pretty frequently, in consequence of the inquiries which his friends, who came to see him, naturally made concerning the state of his health. […]

Thus died our most excellent, and never to be forgotten friend; concerning whose philosophical opinions men will, no doubt, judge variously, every one approving, or condemning them, according as they happen to coincide or disagree with his own; but concerning whose character and conduct there can scarce be a difference of opinion. His temper, indeed, seemed to be more happily balanced, if I may be allowed such an expression, than that perhaps of any other man I have ever known.

Even in the lowest state of his fortune, his great and necessary frugality never hindered him from exercising, upon proper occasions, acts both of charity and generosity. It was a frugality founded, not upon avarice, but upon the love of independency. The extreme gentleness of his nature never weakened either the firmness of his mind, or the steadiness of his resolutions. His constant pleasantry was the genuine effusion of good-nature and good humour, tempered with delicacy and modesty, and without even the slightest tincture of malignity, so frequently the disagreeable source of what is called wit in other men. It never was the meaning of his raillery to mortify; and therefore, far from offending, it seldom failed to please and delight, even those who were the objects of it.

To his friends, who were frequently the objects of it, there was not perhaps any one of all his great and amiable qualities, which contributed more to endear his conversation. And that gaiety of temper, so agreeable in society, but which is so often accompanied with frivolous and superficial qualities, was in him certainly attended with the most severe application, the most extensive learning, the greatest depth of thought, and a capacity in every respect the most comprehensive.

Upon the whole, I have always considered him, both in his lifetime and since his death, as approaching as nearly to the idea of a perfectly wise and virtuous man, as perhaps the nature of human frailty will permit.

________

#referencias

Inglés, David Hume, 1777 (publicación póstuma), My Own Life:
https://davidhume.org/texts/mol/

Inglés, carta completa de Adam Smith, 1776:
https://delong.typepad.com/sdj/2013/10/adam-smith-on-the-death-of-david-hume-wednesday-hoisted-from-other-peoples-archives-weblogging.html

Texto de Hume, My Own Life. y carta de Smith, traducidas en otra versión:
http://www.elboomeran.com/upload/ficheros/noticias/claves179tfierro2.pdf

Philipp Blom, 2012, Gente peligrosa. El radicalismo olvidado de la Ilustración europea, Anagrama, Barcelona

Denis C. Rasmussen, 2017, The Infidel and the Professor. David Hume, Adam Smith, and the Friendship that Shaped Modern Thought, Princeton University Press, Princeton

El fragmento seleccionado es el presentado aquí:

Garret, 2015, Hume, Routledge (serie Routledge Philosophers), Abingdon & Nueva York

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.