Mini-manual del urbanista anarquista (traducción y comentario)

Imagen del Mini-manual en papel: Contraportada y portada (págs 8 y 1) y sobre-cubierta con que se distribuía. Foto 2018

Seguimos con las traducciones, aunque esta vez va también el pdf de un documento entre el culto y la leyenda urbana – bueno, exagerando un poco… El Mini-manual del urbanista anarquista, un panfleto publicado en 1995 en Los Ángeles, y que por alguna razón volví a recordar y citar últimamente y alguien me pidió si se lo podía pasar, y aquí está. El autor es Sam Blower, que creo que es un seudónimo o medio-seudónimo; por tanto un personaje literario. También resulta que tenía traducidas algunas partes de hace tiempo, que incluyo aquí.

Creo que lo encontré a finales de los 90 y entonces me encantó. Era la época en que se volvía a hablar del arte de acción, las intervenciones urbanas y cosas del estilo. Leyéndolo  recientemente he apreciado bastante más ironía – o guasa -, y por otra parte, también me di cuenta que el documento usa otro del histórico guerrillero brasileño Carlos Marighella del año 1969; algunas partes tienen una estructura muy similar, incluso tiene títulos iguales en algunas de las secciones, por ejemplo la de las ventajas iniciales o la de los 7 pecados del guerrillero/urbanista anarquista… El autor del mini-manual agradece efectivamente a Alberto Bayo Giroud, personaje histórico y autor de un manual para guerrillero de verdad en los años 60. (ver referencias más completas al final). La ironía: tal vez el mini-manual hacer un poco de burla, diría que con cariño, de los urban warriors – artistas-activistas) de aquellos años que usábamos todos estos términos  y las propias tácticas tomándonoslo muy en serio. En resumen parece una pieza artística semi-cínica, muy propia también de aquellos años. Y aún así, a mí me sigue gustando mucho, – aunque también me hace sonreír -, y en cualquier caso muchos de los consejos me siguen pareciendo muy adecuados… y quizás no sean tan conocidos por los jóvenes arquitectos de hoy – no se si por las arquitectas, que igual saben más.

Sigue la traducción de la primera parte y al final de ésta un enlace para descargar el pdf del panfleto original. En papel, son dos formatos doble-letter (más o menos un A3) plegados para hacer un cuadernillo de 8 páginas, que venía en un sobre con una bonita pegatina (en la foto de arriba).

Nota sobre la traducción. He optado por traducir anarchic como anarquista en lugar de anárquico; entiendo que tiene las dos acepciones, pero ahí quizás esté parte de la guasa. También he optado por traducir people por gente en lugar de pueblo. Las dos tendrían sentido; aunque poner pueblo me ha parecido ya un poco excesivo. En cualquier caso, como decía, el original puede descargarse al final de este post, en la sección de #referencias. JPL

*

SB’s illustrated mini-manual of the anarchic urbanist

Mini-manual ilustrado del urbanista anarquista – de SB

SCI-Arc Public Access Press, 1995

Traducción de José Pérez de Lama, 2014 [con algo de revisión actual]

[página 1]

El acto arquitectónico nunca es neutral. Al contrario, está siempre implicado y se genera siempre en situaciones de conflicto. Conflictos entre los intereses, necesidades y preocupaciones en competencia sobre la organización y el uso social del espacio. Y con la mayor frecuencia, los arquitectos se han aliado, incluso sin saberlo, con aquellos grupos e individuos cuyo control y dominación del espacio ya están asegurados.

El presente proyecto propone un rol para el arquitecto en la base [at the grassroots], aliado con aquello/as cuyas necesidades no son habitualmente tenidas en cuenta en la lucha (por) y en la negociación cotidiana por el territorio. La arquitectura puede ofrecer resistencia crítica frente a las representaciones ortodoxas del espacio social. Y también, puede explorar tácticas de diseño inclusivas para reclamar aquello a lo que se renuncia con demasiada facilidad: que el acceso a un medio bello y saludable sea un derecho y no un privilegio.

Sb/ diciembre de 1994

Nota: el Mini-manual empieza en la página 2

[pág. 2]

Una definición del arquitecto anarquista

Los urbanistas anarquistas no llevan trajes en una oficina, ni tampoco son personajes que salen en anuncios. No fabrican planes directores [master plans]; más bien construyen coaliciones. Donde los urbanistas aplican estrategias para ordenar el uso y la organización social del espacio, los urbanistas insinúan tácticas. Entonces y sólo entonces es el espacio social expropiado.

Donde los urbanistas ponen sus manos en alto y reclaman neutralidad, los urbanistas anarquistas se caracterizan por su persistente implicación y alianza con las necesidades, intereses y preocupaciones de individuos y organizaciones que son normalmente obviadas en el uso y la organización social del espacio del orden establecido.

Preparación técnica del urbanista anarquista

Los recursos disponibles para el urbanista anarquista serán siempre limitados. Sin embargo, si son bien manipulados, estos recursos limitados pueden ser extremadamente efectivos a pequeña escala, provocando el repliegue de la oposición y estimulando la determinación de la gente.

La preparación técnica del urbanista anarquista es la comprensión, gestión y aplicación efectiva de los siguientes recursos de la lucha.

El primero es la gente. El urbanista anarquista debe encontrar y/o construir coaliciones locales, redes de comunicación y colaboración entre la gente de la comunidad. [nota: el manual es anterior a la emergencia social de la WWW, y por supuesto a la existencia de las redes sociales digitales tal como las conocemos ahora].

Para esto, debe saber como vivir entre la gente y convertirse en parte de ella y debe tener cuidado de no aparecer como un extraño separado de la vida ordinaria de la ciudad. Después de todo, tiene que trabajar dentro de la lucha de clases que define su rol.

El segundo recurso son los manuales o tutoriales para la lucha. Estos textos deben ser aprendidos y sus implicaciones entendidas, pues ofrecen metodologías críticas para la intervención y la resistencia urbana. El objetivo de estos manuales es encontrar vías para el cambio social.

Técnicas del urbanismo anarquista

Una técnica es la aplicación de un método a una acción. En el urbanismo anarquista las acciones (tácticas) definen específicamente los métodos (herramientas) que serán requeridas para conseguir los objetivos. Sin embargo, existen ciertas características de la técnica que aprovechan las fortalezas y compensan las debilidades de la posición del urbanista anarquista.

a. Características
b. Objetivos
c (i-v). Ventajas iniciales

a. Características

El urbanista anarquista debe trabajar con lo que ya existe localmente en el teatro de operaciones. Todo lo que vaya a necesitarse para la agitación debe estar disponible localmente, ya sea apoyo logístico, conocimiento local o información.

Empieza pequeño, para luego escalar la campaña. Puedes reconocer a un gigante por su dedo del pie.

Ataca solamente si el éxito está asegurado, y ten certeza sobre cual deba ser el momento de retirada.

Nunca se debe permitir que las acciones sean permanentes. No se puede defender una base fija ni mantenerse en un mismo lugar durante demasiado tiempo. Deben cambiar siempre de acuerdo con las especificidades del momento y el lugar.

Los urbanistas anarquistas deben ser capaces de predecir como vayan a reaccionar las fuerzas de opresión, porque cuando esto sucede, se desatará un infierno (all hell will break loose). Entonces los urbanistas anarquistas deberán desparecer en el underground hasta que el momento o el lugar en cuestión revele una nueva debilidad en la oposición.

b. Objetivos

Los urbanistas anarquistas no se inventan necesidades o gente ficticia con el fin de inventarse una lucha. La lucha está ya ahí, y sólo necesita ser encontrada y desvelada. No son idealistas sino pragmáticos trabajando siempre para conseguir metas reales y tangibles.

c. Ventajas iniciales

La explotación de las ventajas iniciales es primordial. Entonces y sólo entonces las agitaciones tendrán éxito.

i. Sorpresa
Aquell*s que no pueden ser encontrados, capturados o vistos no pueden ser reprimidos. Aquell*s que actúan de una forma altamente visible y en el momento menos esperado, mientras que ell*s mismos permanecen invisibles, infunden temor en la represión. Ganan la máxima ventaja psicológica por medio del control del momento, el lugar y la manera en que la acción tendrá lugar.

No habrá ninguna acción igual a otra. Las acciones deben cambiar continuamente, ser nuevas en cada ocasión. No existen tácticas que sean independientes del lugar y el momento.

[pág. 7]

Todo tiene que ser reinventado para cada localización.

ii. Reconocimiento del campo de operaciones
Tener al terreno como aliado significa saber como usarlo, con inteligencia, sus asimetrías, sus altos y bajos, sus recovecos, sus pasos regulares y secretos, sus áreas abandonadas, sus zonas de vegetación, etc.: los urbanistas anarquistas deben aprovechar todo esto para el éxito de la resistencia y la acción.

Los callejones sin salida, estrechamientos, gargantas, zonas en reparación, check-points policiales, zonas militares y calles cerradas, túneles, viaductos y esquinas bajo vigilancia, luces y señalizaciones deben ser intensamente estudiados y conocidos para evitar errores.

Familiarizada con las avenidas, calles, callejones, entradas y salidas, y esquinas de los centros urbanos, rutas y atajos, solares vacíos, pasajes subterráneos, galerías y conductos de alcantarillados, la urbanista anarquista navega con seguridad por el terreno irregular y difícil, a pie, en bicicleta, en coche o en camión.

La experiencia enseña que la urbanista anarquista ideal opera en la ciudad que le es más familiar, con un conocimiento personal de sus peculiaridades, de sus calles, barrios y problemas de tráfico y transporte.

iii. Movilidad y velocidad
No te quedes en un lugar durante demasiado tiempo. Es mejor tener muchos centros y células aliadas, con redes de comunicación continuamente cambiantes que tener un único centro que sea flagrantemente susceptible de ser reprimido con toda la fuerza de la opresión. La urbanista anarquista tiene que se capaz de diseñar y alterar estas redes para evitar la cooptación y otras actividades contrainsurgentes.

Todo debe estar planificado con antelación para que puede ser llevado a cabo con la máxima velocidad y eficiencia. Las urbanistas anárquicas nunca procrastinan [linger].

iv. Información
De las misma importancia es la localización de amigos y aliados entre la ciudadanía y de la gente que tiene sus casas y lugares de trabajo en el territorio. Debe prestarse particular atención a la localización táctica de lugares seguros [safe-houses] y otros grupos de apoyo. Igualmente deben localizarse los centros de la contra-insurgencia. Incluso cuando exista información exhaustiva siempre es preferible errar por el lado de la precaución. No hacerlo así es fatal.

v. Toma de decisiones
No es suficiente tener las ventajas de la velocidad, la movilidad, el conocimiento del terreno y la información exacta. Todo esto se demostrará inútil si falta la capacidad de tomar decisiones. Las urbanistas anarquistas no pueden ser indecisas, inseguras o irresolutas. En la ejecución de una acción no es tan importante lo que ocurre (si ha sido ensayado) como quién está implicado y quién está tomando las decisiones. Se precavida, pero una vez en la fase de acción, se decisiva.

Formas de intervención [engagement] (Tácticas) y Métodos (Herramientas) que se derivan de lo anterior:

Para tener éxito, las urbanistas anarquistas deben prepararse rigurosamente para cualquiera de las muchas formas de agitación urbana en el territorio de intervención. Éstas son tan variadas en la forma como lo son en la complejidad y la escala. Algunas requieren poca planificación; otras requieren una logística tan considerable que solamente deben ser intentadas por las urbanistas más experimentadas.

Estás son las formas de intervención:

a. Acción Directa:
Las acciones directas son tácticas de ocupación; esto es, una apropiación del espacio por la actividad coordinada de un grupo de gente en un lugar particular durante un tiempo específico. Esta táctica tomará normalmente la forma de una manifestación, sentada, campaña, encuesta, exposición, festival, huelga o carnaval en los que un grupo grande y móvil se congrega en un espacio durante períodos de tiempo limitados y con ciertos fines políticos.

b. Expropiación Territorial:
Esta es una táctica que se mantiene durante mayor tiempo con consecuencias que suponen la alteración física del medio urbano. Esta puede tomar la forma de okupación [squatting], construcción, plantación, pintura de murales o implicar la adición o substracción de características u objetos de utilidad y de deseo de ciertas estructuras o lugares.

c. Resistencia Cultural:
Mientras que las anteriores son tácticas ofensivas ésta es una táctica defensiva que revela las contradicciones inherentes en la relación entre las fuerzas de control y su representación en la vida cotidiana. Esta táctica toma más habitualmente la forma del arte de guerrilla, detournements, acciones subversivas, difusión de información, teoría crítica y sátira, usando todos los modos y medios de expresión cultural disponibles.

Los siete pecados de la urbanista anárquica

Incluso si las técnicas son aplicadas con precisión y ardor, aún pueden cometerse errores de juicio. En orden a reducir el margen de error cuídate de lo siguiente:

[pág. 8]

1. Desesperación
El urbanismo anarquista es un compromiso [pledge], y a pesar de ser arduo, es un compromiso justo. La desesperación es fatal porque lleva a perder la auto-disciplina y a que gane la apatía.

2. Indiscreción
Nunca difundas o presumas de las acciones o situaciones. Hacerlo supone una violación a la seguridad.

3. Vanidad
La vanidad hace a las urbanistas anarquistas perezosas e irresolutas. El desastre llamará a la puerta de las vanidosas.

4. Exageración
Sin contar con las habilidades o los recursos necesarios es temerario exagerar las acciones potenciales y prometer su éxito. Las urbanistas anárquistas sólo intentan las acciones que saben que ellas mismas son capaces de llevar a cabo con éxito. De otra manera, generar expectativas infundadas es una manera segura de perder la confianza de la gente.

5. Impetuosidad
Nunca pierdas la paciencia o entres en acción antes de que todo esté bien y listo.

6. Falta de preparación
Ensaya siempre, porque es una forma segura de anticipar problemas potenciales. No hacerlo es estar desprotegida y será costoso.

7. Imprecisión
No dejes nunca de planificar para cualquier tipo de imprevisto. De esta manera cualquier improvisación puede ser anticipada.

Partes de este texto han sido honesta y agradecidamente sustraídas a Alberto Bayo Giroud, agent provocateur.

*

Urgimos a cualquiera que que lea este mini-manual a que llegue a las conclusiones de que:

1. No pueden permanecer inactivos.

2. Deben adherirse y circular el presente manifiesto.

3. Se han sentido inspirados para unirse a la lucha, ahora.

*

Hasta aquí la traducción. Quedan sin traducir las páginas 3-5, Diez preguntas que se hacen con frecuencia a la urbanista anarquista; _ se ve que aún no existía la expresión-acrónimo FAQ.

#referencias

S. Blower, 1995, Illustrated mini-manual of the anarchic urbanist, SCI-Arc Public Access Press, Los Angeles | descarga pdf

Carlos Marighella, 1969, Minimanual del guerrillero urbano

Alberto Bayo, 1960, 150 preguntas a un guerrillero

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .