Canalla, vil, infame y otras “bonitas” palabras


Imagen: Registro gráfico en 2010 del presunto algoritmo financiero “knife” (cuchillo). Fuente: J. Donovan / Nanex vía The Atlantic

José Pérez de Lama

Mi semana, aunque tuvo algún hito positivo y alegre, acabó dominada por la tonalidad sórdida que viene siendo habitual últimamente, – incluso con algún episodio digno de haber sido protagonizado por K, el personaje de El Castillo.

Como uno tiene veleidades culturales, se entretuvoun poco tratando de buscar adjetivos  más o menos bonitos para describir a algunos de los personajes del folletín con algo de arte, o por lo menos precisión. Algo que no es demasiado fácil, porque a estas alturas de las entregas las palabras están ya muy gastadas, y por otra parte, casi todas tienen denotaciones/connotaciones dudosas.

El significado de la propia palabra sórdido, por ejemplo, está fundamentalmente asociado a impureza y pobreza…

Canalla y vil

Canalla, otra palabra que me gusta bastante, viene de can, perro, y significaba originalmente jauría, __ la canaille en francés, término que uno asocia a su uso despectivo para describir al pueblo amotinado, el tumulto o la multitud en la calle, en la Revolución Francesa y es de suponer que también en la Comuna de 1870… Los perros sería, más o menos. Leo que en catalán, y diría que menos, pero también en andaluz, se usa para referirse a un grupo de niños más o menos juguetones y revoltosos, – en andaluz coloquial, la canalla, podría usarse para llamar a una banda de amigos, quizás.

Posteriormente, canalla parece haber derivado hasta designar a un individuo que actúa “sin escrúpulos y con maldad”. También está lo de un hombre que se comporta como un canalla con las mujeres – aunque eso posiblemente se haya quedado un poco antiguo. Igual también, en ciertos ambientes, decir de alguien que es un poco canalla, puede hacerse con una mezcla de admiración y reproche, no del todo peyorativa; muy del mundo de la noche. Un canallita, también lo recuerdo haber oído; _ éste uso sí que lo interpreto como claramente despreciativo.

El encanallamiento de la vida pública, política o laboral, usado creo que alguna frecuencia hoy en día, describiría, según lo veo, una vida social en que la gente se comporta efectivamente sin escrúpulos y de manera malvada – lo contrario sería hacerlo con honradez, honor, lealtad, sinceridad, respeto, bondad, justicia con los otros, elegancia, etc.  Uno sigue aspirando a estos valores, por cierto. Y aunque no sea particularmente animalista, a uno le parece que todo esto que ha llegado a asociarse con el término canalla, como en tantas otras ocasiones, es injusto con los perros.

Indagando el campo semántico de canalla encontré infame, sicario, – volví a mirar sicofante, una palabra que me gusta usar y que debo a algún buen amigo -, y algunas más como rufián, lacayo y, ya en otro registro, aunque pienso que bastante asociado, déspota (persona que trata con dureza a sus subordinados y abusa de su poder o autoridad).

En el proceso me encontré con vil, palabra de gran recuerdo,  por su uso por parte de un ilustre estudiante en un reciente claustro de la Universidad de Sevilla, que despertó a buena parte de los adormilados asistentes que se preguntaban entre sí murmurando, “¿ha dicho lo que nos parece haber oído?”

1. adj. Bajo o despreciable.
2. adj. Indigno, torpe o infame.
3. adj. Dicho de una persona: Que falta o corresponde mal a la confianza que en ella se pone.

En cuanto a su etimología:

“El adjetivo vil viene del latín vilis (barato, de escaso valor, común, ordianrio y, por extensión, despreciable o bajo). De un sentido moral el adjetivo pasa después a un sentido moral. De ahí también vileza y vilipendiar”, (www.dechile.net).

De nuevo aparece, la connotación clasista, con lo de bajo, común como algo peyorativo…

Infame, sicario, sicofante

Infame es bonita, porque viene de la ráiz común griega y latina, bha (fa), hablar, que se encuentra en múltiples palabras de muy diferentes sentidos como cacofonía, eufonía, sinfonía, afasia, eufemismo, profeta, fama, afable, inefable, fábula, confabular, hablar, hado, fatal, fama, infancia, infantería, profano, fanático…

Me gustó la definición de la RAE de infame:

1. adj. Que carece de honra, crédito y estimación. U. t. c. s.
2. adj. Muy malo y vil en su especie.

U. t. c. s.: utilícese también como sustantivo – lo tuve que buscar.

Me gustaron también las etimologías de sicario y sicofante, que curiosamente tienen muy poca relación.

Sicario, hoy asesino a sueldo, en latín parece ser que era simplemente asesino; la sica era el cuchillo, sicae, plural de sica, asesinato.

Sicofante, sin embargo viene del griego, y aquí sica, significaba higo. Sicofante o sicofanta “designa a un calumniador, alguien que saca ventaja de la delación, la acusación o la calumnia”. Era un término usado en la Grecia clásica, y designaba a un personaje odioso.

Su etimología se atribuye confusamente a cosas que pasaban en el comercio de higos. La raíz –fante sí está relacionada con la raíz bha de antes, aunque según la fuente que consulto no es exactamente la misma; tendría que ver más con la acepción de “aparecer, mostrarse”; otras palabras relacionadas serían fantasía y fantasma, y parece que ser que también, aunque no resulte tan evidente, con bandera y banda. (ver referencias).

#

La pregunta que me hago, ¿por qué alguna gente se comporta de manera que otros se ven inclinados a pensar en estas palabras?. Aunque la pregunta podamos hacérnosla de manera más o menos cotidiana no parece que pueda responderse así en 5 minutos, – ni en un par de horas tampoco. Igual me animo a dar mi opinión algo desarrollada sobre esto algún otro día. Miedo, libido de dominar a otros, poca inteligencia, egoísmo, dogmatismo, envidia, rencor, o quizás sean simplemente automatismos culturales en ciertos entornos y momentos históricos, como puedan ser la cosa del homo economicus, la defensa del orden o la noción de la supervivencia del más fuerte  o apto del darwinismo social… El asunto por desgracia parece ser tan viejo como la propia humanidad… También piensa uno que hay gente que en conjunto puede ser considerada como buena gente, incluso buena.

#referencias

http://etimologias.dechile.net/?canalla

http://dle.rae.es/srv/search?m=30&w=vil

http://etimologias.dechile.net/PIE/?bha

http://etimologias.dechile.net/PIE/?bha-2

 

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Anuncios

Un comentario en “Canalla, vil, infame y otras “bonitas” palabras

  1. Jajajaja me ha encantado… me ha divertido tanto que no podía parar de leer. Por cierto, busqué sicofante antes de llegar a tu explicación… curiosa que es una… 😉 me la apunto!

    En estos últimos tiempos, parece que la vida cotidiana nos lleva, demasiadas veces diría yo, a asignar estas “encantadoras” palabras…

    En fin, nos vamos de vinos??? :-O

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s