Geografía que se disuelve en el aire…

Me aventuro con algunas divagaciones, que seguramente están faltas de mayor  fundamento, sobre la abstracción y la voluntad de aniquilación del espacio y el tiempo en el capitalismo… Unas notas de trabajo…

albers_600
Variación sobre Josef Albers, 1970

José Pérez de Lama, aficionado a lecturas misceláneas

Todo lo sólido se disuelve en el aire, una de los memes más citados de Marx y Engels, del Manifiesto Comunista de 1848… [1] Otra referencia parecida o que a mí me resulta similar es la de la aspiración del capitalismo a la aniquilización del espacio y el tiempo, por la resistencia que  éstos, espacio y tiempo, oponen a la velocidad de la circulación de las mercancías y el capital –  esta segunda referencia citada con frecuencia por David Harvey, que la sitúa en uno de los textos económicos de Marx, los Grundrisse (en castellano, aunque no se suela nombrar así, Fundamentos).

Chicago, ca 1850. En uno de los libros más interesantes sobre urbanismo, ecología y tecnologías (historia ecosocial, quizás) que he leído, Chicago. Nature’s Metropolis, de William Cronon, aprendí que la abstracción es una de las extraordinarias habilidades y posiblemente condiciones de existencia del capitalismo. Marx lo aborda desde luego, con el trabajo abstracto, por ejemplo, – un trabajo genérico que representa los trabajos concretos unificándolos en el mercado -, y el dinero, también una representación abstracta del valor que permite medir y equiparar cosas cualitativamente diferentes… El crédito, las acciones…

Entre otras cuestiones, Cronon explica el inicio del mercado capitalista de cereales en Chicago, hacia mediados del siglo 19. Junto al comercio de carne y de madera, los cereales convirtieron lo que era una pequeña ciudad del oeste en una de las principales metrópolis del XIX, la gran despensa de la Costa Este norteamericana y de la propia Inglaterra. Cincinnati, de menor entidad, había sido conocida previamente como ·Porkopolis!, la capital del cerdo. En este proceso se destruyen los principales ecosistemas de la región: los bosques, la pradera, y de camino a sus habitantes, los pueblos nativos americanos (los indios) y los bisontes… incompatibles con la modernidad industrial y capitalista.

Lo que permite dar un salto cualitativo al comercio de cereales son diversas tecnologías, entendidas éstas en un sentido latouriano del término [2]. Estas tecnologías fueron inicialmente el silo, y el sistema de clasificación del grano según su calidad y peso; posteriormente aparecería allí también una bolsa (Board of Trade) para las diferentes commodities, e innovadores instrumentos financieros, entre otros los contratos de futuros, ligados inicialmente al cereal – cuya invención se fecha en 1864.

Antes de los silos, el agricultor llevaba sus sacos de trigo o cebada con su nombre, intentando hacer valer y preservar la calidad singular que hubiera obtenido el año en cuestión, y que intentaba vender en el mercado al aire libre de Chicago, o que encomendaba a un comerciante para que lo llevara en barco a Nueva Orleans, o que él mismo llevaba al lugar en que pensaba que iba a obtener un mejor precio. Hasta que el saco no era vendido, éste era un objeto singular y concreto, que podía mojarse en la travesía fluvial hasta Luisiana, o deteriorarse si no se vendía pronto en los muelles del lago Michigan. Los silos permitieron que el agricultor entregara a un intermediario el producto de su cosecha, que era pesada y clasificada, y almacenada con la de otros granjeros en un compartimento caracterizado por la calidad del grano dentro de ciertos rangos.  El agricultor recibía a cambio un vale, con el que podía comerciar. Al venderlo, el comprador iba al silo y recibía x kilos o gallons de trigo de la categoría correspondiente. El grano concreto del granjero Johnson, se convertía así en una mercancía abstracta. El comprador del vale podía también venderlo a una tercera persona, o esperar el momento propicio para venderlo según la fluctuación del precio… Esta organización, según explica Cronon dio lugar a un cambio extraordinario, multiplicando la producción y contribuyendo a transformar Chicago de ciudad de vaqueros en capital financiera…

Abstracción. En este proceso observé una capacidad de abstracción extraordinaria – a la vez que comprendí por qué nunca sería capaz de hacerme un capitalista con mi gusto en mi propio trabajo por lo singular e irrepetible, por lo “irreversible”. Aunque ciertamente hoy también existirá un capitalismo de lo “irreversible” y de lo único…

La abstracción en su forma más radical tiene que ver hoy, diría, con el proceso de financiarización de la economía. Se venden y se compran futuros, opciones de futuros, productos que son derivados de derivados, puros conceptos, que son básicamente dinero, – uno tiene la sensación, aunque también dudas, de que son abstracciones de dinero completamente emancipadas ya de sus referentes materiales – del trabajo social necesario que decía Marx que era la única fuente de creación de valor…

Una pequeña disgresión. Cuando tenía 16 o 17 años, con otro amigo, nos pusimos a estudiar Física, decididos a montar una empresa dedicada a la energía solar – la verdad que instigados sobre todo por mi padre. Aquello iba más bien lento, todo hay que decirlo. Y algo después mi amigo, al volver de Madrid adonde se había ido a estudiar en una escuela de la banca, me dijo lo que entonces me parecía algo extraordinariamente críptico: “Esto de la energía solar no me convence demasiado. Como se gana dinero ahora es comprando y vendiendo dinero”. Le pregunté y me explicó, pero no me llegué a aclarar. Los años le dieron la razón a mi amigo – que con aquella clarividencia desde luego se hizo rico, – mientras que yo me dediqué más bien al arte y a la lectura… Hoy lo comprendo algo mejor. Y aunque no nos vemos mucho, seguimos siendo amigos, y el que mi amigo llegara a ser un hombre adinerado y sabio en cosas de este tipo, me ayudó en algún momento de apuro, y tengo que agradecérselo eternamente.

El ciberspacio como penúltima frontera del capital. La abstracción, capaz de disolver en el aire lo sólido, y la aniquilación del espacio y el tiempo, se encuentran en el ciberespacio donde tienen lugar los millones de transacciones por segundo de los mercados financieros… En esta carrera por aniquiliar espacio y tiempo primero fueron el ferrocarril, los barcos de vapor y el telégrafo, después las redes de freeways y las flotas de camiones, el télex y el teléfono, y finalmente, hasta la fecha, las redes logísticas globales – aeropuertos, containers, intercambiadores multimodales, grandes superficies de distribución… e Internet… y la red de centros financieros globales entre los cuales se intercambian fundamentalmente bits que se mueven a la velocidad de la luz por cables de fibra óptica comunicando entre sí ordenadores y algoritmos, más que a personas… Quedan sin duda los interfaces con el mundo material y biológico, las bolsas, los headquarters de los grandes bancos, las oficinas de los hedge funds, y las propias redes y las nuevas granjas, de servidores, sobre las que fluyen y que gestionan este flujo de pura abstracción, – que sin embargo parecen extraer sin interrupción la riqueza de las vidas humanas y de los ecosistemas para trasladarla a las cuentas poco corrientes de los nuevos aprendices de brujo – que dominan el mundo como espectros a los que sólo conocemos, cuando los conocemos, por las noticias de las páginas de economía y las periódicas ediciones de la lista Forbes…

Asimetrías. El geógrafo Harvey tiene como una de sus principales aportaciones la teoría del uneven geographical development (desarrollo geográfico desigual; otros lo llaman “asimetría”). Esta teoría sostiene que el capital produce y necesita de diferencias geográficas acusadas, que le permiten, en la era de la desregulación global, ir desplazándose de forma permanente, de una localización a otra, en función de las posibilidades de reinversión del capital, acumulado según la lógica del interés compuesto. Desde mediados de los 90 hasta 2005 o 2006 el capital global acudió a España, terreno fértil entonces gracias a, no se sabe si la candidez o la malevolencia, de Aznar y compañía.  El proceso culmina con la burbuja inmobiliaria, y cuando ésta pincha generando la crisis, el capital global ya se ha desplazado a otros lugares, como por ejemplo, Brasil, Colombia o Perú, donde se establece para intentar exprimir las posibilidades de los nuevos escenarios… Depredación. Dejar caer una región o un país, y sumirlo en la crisis, es parte del interés del asunto. La crisis produce una devaluación general: del valor de las empresas, de los inmuebles, de las infraestructuras y los servicios públicos, de los salarios, la creación de un ejército de reserva de trabajadores en paro y subempleados, para que cuando todo esto esté suficientemente devaluado, se den las condiciones para que vuelva de nuevo el capital global, para adquirir todo a precio de saldo y tratar de iniciar un nuevo ciclo económico y de acumulación… (Otro día abordaré más específicamente el tema del uneven geographical development, que me he ido por las ramas, y la idea relacionada del capital fix).

No se si la última frontera de todo esto es la fuga final del capital a una geografía que radicalmente se ha disuelto en el aire, el puro ciberespacio… (el sueño-pesadilla del primer cyberpunk). La abstracción absoluta y la radical aniquilación del espacio y el tiempo… que dividirá definitivamente a la humanidad en dos… los habitantes del espacio puro y abstracto – con sus guetos de ricos, resorts, hoteles de cinco estrellas, brand cities y paraísos fiscales (evil paradises llama Mike Davis a estos lugares), y el resto de la humanidad sobrante, salvo los que se necesiten como decorado y para el servicio: actores y actrices, limpiadores, jardineros, empleados, campesinos… No me cabe duda de que ese es el sueño de algunos… Pero no tengo conocimientos suficientes para afirmar que sea posible, una economía financiera absolutamente desacoplada de la “realidad”…

Aunque igual la cosa no es un mal plan. Un desacople radical de la economía financiera y abstracta por un lado, y por el otro la gente ocupada de sus vidas, de los cuidados y de sobrevivir ayudándose unos a otros… Igual es el gran plan…

///

#notas

[1] No tengo del todo claro si Marx y Engels usan la expresión exactamente en el mismo sentido que se le viene dando. La cita completa dice (en inglés): All that is solid melts into air, all that is holy is profaned, and man is at last compelled to face with sober senses his real conditions of life, and his relations with his kind… The need of a constantly expanding market for its products chases the bourgeoisie over the entire surface of the globe. It must nestle everywhere, settle everywhere, establish connexions everywhere. https://www.marxists.org/archive/marx/works/1848/communist-manifesto/ch01.htm

[2] Latour, Bruno, sociólogo de la ciencia y uno de los promotores de lo que se denomina Actor-Network Theory, considera actores a todo tipo de elementos que afectan y modulan la vida individual y de las formaciones sociales: formularios, contratos, normas… que relaciona con las cosas más habitualmente consideradas como tecnologías o máquinas. Puede verse por ejemplo: 2007, Reassembling the Social. An Introduction to the Actor-Network Theory, Ofxord University Press, Oxford – Nueva York

Anuncios

3 comentarios en “Geografía que se disuelve en el aire…

    1. Gracias David! Tus comentarios que siempre animan!

      Sobre lo de los dos mundos… sip… un clásico de la ciencia ficción… Code 46 (película), el primer William Gibson… aunque es en He She It, de Marge Piercy (novela), en el que pensaba, aquí los espacios autónomos son de gran interés… Hice una vez un taller de urbanismo y sostenibilidad, inspirado en esta novela… Ya te cuento…

      Aunque en realidad esto de los diferentes mundos más o menos paralelos creo que son cosas que están pasando ya en cierta medida en muchos sitios… O por lo menos así me lo imagino… Abrazo! *

      Le gusta a 1 persona

      1. Hombre, escuché el discurso del presidente el otro día…y desde luego me parecía que hablaba desde una dimensión espacio-tiempo completamente diferente a la que yo vivo. La verdad es que tuve dudas durante ese mal rato y no sabía (y de hecho no lo acabo de tener claro) si eran solo mentiras lo que estaba largando o que, aparte de la cantidad enorme de las mismas y de su consciencia de las mismas, en realidad, también había algo de que él estaba en otro plano totalmente diferente…

        Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s