Qué es el capital según Marx; para profanos

Marx-Engels-Forum#Marx-Engels-Monument
Flying Engels, Berlín hacia 1984; escultura de Ludwig Engelhardt; fortografía de Sibylle Bergemann | fuente: http://www.bpb.de/geschichte/deutsche-geschichte/ostzeit/55791/das-denkmal?show=image&k=9

Qué es el capital, según Marx -para profanos; con algún comentario que tal vez pueda ser de interés en la actualidad

Por José Pérez de Lama, aficionado a lecturas misceláneas

Tras impartir a mis estudiantes de Arquitectura una clase sobre “el dinero”, – estamos intentando explorar si se pueden relacionar diferentes tipos de dinero con diferentes tipo de comunidades y espacios urbanos -, y como se habían vertido diferentes críticas en el debate, un buen amigo economista me pide que le de mi versión del concepto de capital según Marx.

Parece que los economistas actuales lo han olvidado. Esta era la crítica que hacía David Harvey,  entre otros,  al economista de moda, – al menos hasta que se presentó el programa económico de Podemos -, Thomas Piketty [nota 1].

Yo soy un aficionado, – pero sí que me he leído un par de veces los primeros capítulos de El Capital, y algunos más – y he estudiado el libro y los vídeos de Harvey sobre el asunto [nota 2]. Con esta modesta preparación intentaré hacer una breve introducción sobre el tema – que me sirva también a mí, de camino, de recordatorio.

Marx, como es sabido, dedica buena parte de su vida a estudiar el capital. La obra que recoge este trabajo de décadas, inconclusa, se organiza finalmente en tres grandes volúmenes. De éstos tres sólo acabó propiamente uno – los dos restantes los compiló, a partir de las ingentes notas de Marx, su gran amigo, mecenas y compañero de batallas, Friedrich Engels [nota 3].

Es totalmemte kamikaze por mi parte, entonces, intentar explicar esto en un post, – pero bueno, aquí voy… La secuencia para llegar a definir el capital según la presenta el propio Marx es la siguiente: mercancía, valor de uso, valor de cambio y valor, – fetichismo de la mercancía -, dinero, capital…

La interpretación de Harvey, mi guía en este territorio, del método marxiano-dialéctico es enormemente atractiva, – al menos para mí [nota 4]. Lo interpreta como un método fluido en el que se van identificando contradicciones – las que nos cuesta ver habitualmente – que sin embargo no se “resuelven” en una síntesis, – como yo estudiaba en el colegio -, sino que se “resuelven” en un nuevo concepto que permite generar “un espacio de movimiento dentro de la contradicción”, a la vez que abre una nueva contradicción… El conjunto resultante no es un sistema estático y monolítico, sino todo lo contrario, una máquina en el sentido guattariano del término – pronto un post sobre el gran Guattari [nota 5] – de equilibrios dinámicos y provisionales –; una máquina por otra parte histórica; en épocas anteriores y en el futuro, las relaciones de producción, económicas y de poder han sido y serán o podrán ser configuradas de otras maneras…

La fórmula general del capital

Lo que Marx describe como la fórmula general del capital es bastante simple – diría yo. El capitalista dispone de una cantidad de dinero acumulado M (Money), que puede invertir en un proceso a cambio de recibir al final de éste la cantidad original de M + un incremento de M, la cantidad de dinero inicial más un interés o plusvalía [en castellano D’=D + Incremente(D)].

El capital en su fórmula general [nota 6], para Marx, hacia 1850, es el dinero que se invierte en un proceso de producción industrial para obtener al final de éste, cuando se produce la realización o venta de la mercancía, la cantidad invertida, más una cantidad adicional.

El  capital para Marx, no es el dinero que alguien tenga guardado, o que se gasta, sino aquel dinero que se pone en circulación para obtener a cambio una ganancia. Mientras más rápida sea la circulación de capital más posibilidad tiene éste de multiplicarse y ser acumulado. Si no hay circulación, no hay capital propiamente, según la definición de Marx.

Esto tal vez no nos diga mucho todavía si no se pone en relación con la teoría del trabajo-valor según Marx (labor-value theory, en inglés).  Para Marx, matizando el pensamiento de los economistas políticos que le preceden, el valor, es decir el incremento de valor, que se genera en un proceso productivo es generado exclusivamente por el trabajo, por tanto, por los trabajadores [nota 7]. Ni el capital, ni las máquinas producen valor; todo el valor que se añade en un proceso es producido por el trabajo vivo. La maquinaria, o los materias primas o semi-elaboradas que se usan en el proceso, incorporan el valor que el trabajo ha embebido en ellos en sus respectivos procesos de producción; por eso Marx los describe como trabajo muerto, en contraste con el trabajo vivo aportado por los trabajadores, en un determinado proceso productivo.

El comercio, el crédito y la economía financiera serían para Marx variaciones sobre este planteamiento, en el que la única mercancía capaz de añadir valor en un proceso sigue siendo la fuerza de trabajo – ya sea físico o intelectual. La economía basada en las rentas, que según diversos autores ocupa un lugar central en la economía actual (Negri & Hardt, Harvey), es analizada por Marx en un marco mixto al que denomina acumulación primitiva u originaria, que tiene que ver con la apropiación monopolística, y con frecuencia violenta, de ciertos bienes como el acceso a los recursos naturales, el suelo o las infraestructuras. A ésta se dedica el capítulo 8.

El capital es una relación social

renta_salarios_capital_noticia_normal
Relación entre rentas del trabajo y rentas del capital en España. Fuente: El País Economía, http://economia.elpais.com/economia/2013/02/28/actualidad/1362079622_855263.html

La clave del sistema según la descripción marxiana estaría en la explotación de los trabajadores o de la fuerza de trabajo por parte de los capitalistas, que consiste como es sabido en la apropiación por parte de estos últimos del plusvalor o plusvalía creada por el trabajo en el proceso de producción. Las condiciones para que el capital pueda apropiarse y de hecho se apropie proporcionalmente cada vez más de esta plusvalías se deben a lo que podemos definir de forma muy amplia como relación de fuerzas entre capital y trabajo en las sociedades modernas y actuales. Marx lo explica específicamente en relación con el concepto de coste de reproducción de la fuerza de trabajo o reproducción social. (Intentaré abordar este tema, en versión para profanos, en otro post, en especial porque se trata de un asunto de actualidad desde la perspectiva ecofeminista, con recientes publicaciones que lo revisitan como las de Silvia Federici y Amaia Pérez Orozco [nota 8].)

El capital, para Marx, por tanto, no es tanto un objeto material, un bien o un activo, sino una relación social que tiene lugar en los procesos de producción; una relación social que tiene que ver con las relaciones de poder, la distribución relativa del valor que se produce en la actividad económica, y la explotación.

El carácter fetichista de la mercancía y su secreto

Por diversas razones, éste es uno de mis temas preferidos de El Capital. El fetichismo de la mercancía, para cerrar esta breve nota, es la expresión que usa Marx para describir el efecto de velo, ocultamiento o mixtificación de las relaciones de producción, de los procesos de producción de valor y de la explotación que sostienen el mundo del consumo, el deseo, el deslumbramiento y la multiplicación de mercancías en el capitalismo; en última instancia de los procesos y las relaciones de producción. La seducción de la mercancía no es algo falso, explica Harvey; la idea de fetichismo lo que subraya es el ocultamiento de una realidad que está por debajo de su apariencia más evidente [nota 9].

Como corolario y en relación con el fetichismo y la apariencia, cabría decir que el trabajo de Marx, y Engels, probablemente, desvelando la manera en que se producía la explotación en el, entonces, nuevo sistema capitalista, permitió a muchos visibilizar algo que no era tan evidente; y a partir de ahí establecer estrategias y políticas, organizarse y luchar para intentar contrarrestarlo y cambiarlo. La creciente complejización y abstracción de la economía – sobre la que comentábamos en el último post de este blog al hilo de una entrevista con Franco Berardi Bifo [nota 10], por las vías de la globalización, la digitalización, la financiarización, etc. hacen que los refinamientos o mutaciones de los procesos de explotación, o simplemente de expropiación de la riqueza del común -, vuelvan a ser difíciles de entender, y en consecuencia de luchar en contra de ellos…

#notasyreferencias

[1] David Harvey, 2014, Afterthoughts on Piketty’s Capital, disponible en: http://davidharvey.org/2014/05/afterthoughts-pikettys-capital/

[2] David Harvey, 2010, A Companion to Marx’s Capital, Verso, London; y la excelente versión en vídeo del anterior que se puede ver aquí: http://www.youtube.com/channel/UC9qzXVDKmBdbTlID3HLHe9Q

[3] La edición de El Capital que uso como referencia es la de Akal: Karl MARX, 2007 [edición original de 1867] , El Capital, Akal, Madrid. Sobre las contribuciones de Engels puede leerse el muy recomendable Tristram HUNT, 2011 [edición original en inglés, The Frock-Coated Communist, de 2009], El gentleman comunista. La vida revolucionaria de Friedrich Engels, Anagrama, Barcelona.

[5] David Harvey explica de manera magistral su interpretación de la forma en que Marx aplica el método dialéctico en El Capital en el primero de los vídeos de su curso sobre El Capital, disponible en: http://www.youtube.com/watch?v=gBazR59SZXk&list=PL0A7FFF28B99C1303

[5] Félix Guattari aborda el concepto de máquina a lo largo de toda su obra, con momentos destacados para mi en comentarios a El Anti-edipo de principios de los años 70, recogidos en el libro Chaosophy, y en su úlima obra Chaosmose, publicada en francés el año de su muerte (1992). He escrito sobre este asunto en diversas ocasiones.

[6] K. Marx, 2007, ibidem, pp. 199-210

[7] La teoría del valor-trabajo es expuesta por Marx en el capítulo 1 de El Capital. El concepto de plusvalía (surplus value en inglés) fundamental para conocer como se produce el proceso de explotación no lo voy a describir aquí. En El Capital se desarrolla posteriormente a la definición de valor y de capital que aquí comento.

[8] Silvia Federici, 2014, Revolución punto cero. Trabajo doméstico, reproducción y lucha feminista. Traficantes de Sueños, Madrid; pdf disponible en traficantes.net: http://www.traficantes.net/libros/revolucion-en-punto-cero; y, Amaia Pérez Orozco, 2014, Subversión feminista de la economía. Aportes para un debate sobre el conflicto capital-vida, Traficantes de Sueños, Madrid; pdf disponible en traficantes.net: http://www.traficantes.net/sites/default/files/pdfs/map40_subversion_feminista.pdf

[9] K. Marx, ibidem, pp. 101-104. El comentario de Harvey sobre el tema puede verse en el segundo vídeo de sus lecciones sobre El Capital – Class 02 Reading Marx’s Capital Vol I with David Harvey http://www.youtube.com/watch?v=zwuMrd_Hgww&list=PL0A7FFF28B99C1303 entre los timecode 51:30 y 1:28:15. Sobre la realidad del fetichismo Harvey dice lo siguiente: “The surface appearance are not simple illusions. Things appear as they really are.”

[10] Entrevista con Franco Berardi Bifo (Amador Fernández Savater), 2014, disponible en: http://www.eldiario.es/interferencias/bifo-sublevacion-afectos_6_319578060.html

Anuncios

2 comentarios en “Qué es el capital según Marx; para profanos

  1. Algun*s compas me dicen que lo que menciono de trabajo intelectual les parece que no está bien. Me refería a la parte intelectual – inmaterial se diría ahora quizás – del trabajo productivo.

    La siguiente cita de El Capital, confirma que no estaba equivocado, al menos a esta altura del texto original. Igual más adelante se contradice. Ya veremos… Aunque me parece que no… Otra cosa sería el trabajo de los intelectuales, que podría ser calificado de improductivo, o como mucho propio del ámbito de la reproducción social – por ejemplo cuando sea un trabajo en educación. La cita que reproduzco es de la edición de Akal, de la página 67. Dice, – en la discusión que conduce a la definición del concepto de “trabajo abstracto”:

    Sastrería y tejeduría, aunque actividades cualitativas distintas, son ambas gasto de cerebro, músculos, nervios, manos, etc., humanos, y en este sentido son ambas trabajo humano. No son más que dos formas distintas de gastar fuerza de trabajo humana. Cierto, la fuerza de trabajo humana tiene que estar más o menos desarrollada para gastarse en tal o cual forma. Mas el valor de la mercancía representa trabajo humano a secas, gasto de trabajo humano en general…

    Saludos, j

    Me gusta

  2. Más Marx original (referencia de páginas de la edición de Akal, de 2007):

    Sección segunda. Capítulo IV

    p. 200 El dinero como dinero y el dinero como capital se diferencian, por de pronto, solamente por su distinta forma de circulación.

    p. 204, primera definición de la plusvalía (surplus value):

    El proceso D-M-D (Dinero-Mercancía-Dinero; M-C-M en inglés) no debe, por lo tanto, su contenido a ninguna diferencia cualitativa de sus extremos, pues los dos son dinero, sino únicamente a su diferencia cuantitativa[…] El algodón comprado por 100 libras esterlinas, por ejemplo, se vuelve a vender por 100 + 10, o sea, por 110 libras esterlinas. Por tanto, la forma completa de este proceso D-M-D’, en donde D’=D+ΔD, es decir, igual a la suma de dinero originariamente desembolsada más un incremento. Este incremento o excedente sobre el valor originario es lo que llamo plusvalía (surplus value). Así, pues, el valor originalmente desembolsado no sólo se conserva en la circulación, sino que altera en ella su magnitud, se incrementa con una plusvalía, o sea, se valoriza. Y este movimiento (proceso, dice y subraya D. Harvey) lo transforma en capital.

    Aquí, en los primeros 15 minutos lo explica David Harvey en vídeo – se puede ver con subtítulos en castellano de bastante calidad: https://www.youtube.com/watch?v=GCbXOWHVIRw

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s